AbainGoardia











{2009/08/16}   Acido Sulfúrico

acido-sulfurico_webAcido Sulfúrico

Amélie Nothomb

ISBN 978-84-339-7121-0

168 páginas

Enero de 2007

Anagrama

Amélie Nothomb no me ha terminado de convencer en anteriores lecturas. He leído otros libros y he de reconocer que es una buena escritora, pero nunca ha terminado de engancharme. Acido Sulfúrico ha sido bien distinto.

Acido Sulfúrico se encuadra en el género de las distopías. Recordemos que las distopías son lo contrario de las utopías, es decir, un futuro nada alentador, oscuro, pesimista. En este género encontramos obras 1984 de George Orwell, Brave New World de Aldous Huxley, Nosotros de Evgeni Ivanovich Zamiatin, o el ya mencionado In the Country of the last things de Paul Auster.

La novela nos sitúa en un futuro demasiado próximo, donde los Reality Shows se han encumbrado en límites insospechados. Programas como Gran Hermano se han quedado cortos, se buscan métodos más extremos para aumentar las audiencias. El último intento es Concentración. Los responsables del programa salen a la calle en furgonetas a secuestrar a gente. Estos incautos participarán en un programa que reproduce los campos de concentración nazis, en el que por supuesto serán prisioneros. Igualmente en el programa participa otro grupo, elegido en castings, que tomarán el rol de guardias o Kapos. Los presos realizarán trabajos forzados, no tendrán nombre, vestirán uniformes raídos, casi no comerán y al inicio de cada día se elige los presos que serán ejecutados. Todo delante de las cámaras, haciendo que el programa vaya aumentando su popularidad hasta obtener el 100% de audiencia.

Las cámaras enseguida captarán el influjo involuntario de Pannonique (prisionera CKZ 114), esta jovencísima chica, pese a su aspecto frágil es quien demuestra mayor entereza y refleja mayor dignidad ante semejante circunstancia, logrando contagiarlo al resto de sus infortunados compañeros. Pero no son las cámaras las únicas maravilladas. La Kapo Zdena, tan bruta como poco espabilada, enseguida siente algo por ella e intenta todo lo que está en sus manos para tenerla siempre cerca, incluyendo obligarla a más trabajos, castigos y otras crueldades. No tarda en descubrir que lo que siente es amor y querrá ayudarla, pero Pannonique le responde diciéndole que nunca podrá sentir nada por ella por el carácter del programa y que jamás aceptará una salida individual.

Las tiranteces entre ambas destacarán inmediatamente y captarán a la audiencia, llegando al mencionado 100%. De nada servirán las llamadas de los medios (competidores) de cancelar semejante espectáculo deleznable.

El libro nos presenta un futuro no tan distante, pues ya los realityes están enfocados en la humillación constante de sus participantes y es eso lo que atrae a la audiencia y las actitudes hipócritas que claman por la supresión de estos programas pero no hacer nada real para evitarlo. Porque lo peor de estos realityes no es su carácter, sino que existen precisamente para que el público se sienta mejor pensando en que hay gente que puede ser más humillada que tu.

Por una vez tengo la ocasión de recomendar un libro de Amélie Nothomb, no te va a fallar este libro.



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: