AbainGoardia











{2009/09/10}   Una princesa en Berlín

princesa_webUna princesa en Berlín

Arthur R.G. Solmssen

ISBN 978-84-7223-739-1

408 páginas

10ª edición en la colección Fábula: Enero de 2009

Tusquets Editores

La época de la República de Weimar en Alemania es una de las más turbulentas de su historia por la inestabilidad que vivió. La República de Weimar oficialmente comprende el período de unos quince años que van desde la aprobación de la constitución republicana en la localidad alemana de Weimar, hasta la proclamación de Adolf Hitler, ya en el poder, del III Reich. Alemania sufrió innumerables problemas en ese período: se acaba de perder la Primer Guerra Mundial, se proclamó la Revolución Socialista y fue ahogada en sangre por las Freikorps (Cuerpos Libres) de las que se valió la socialdemocracia que supuestamente debía liderar la revolución, Alemania sale muy mal parada del Tratado de paz de Versalles, pierde regiones y se ve obligada a pargar indemnizaciones a Inglaterra y especialmente a Francia, que en la práctica eran implacables, el ejército alemán (Reichswher) está obligado a reducirse a cien mil unidades, sin opcion a desarrollar industria militar, la derecha promueve fallidos golpes de estado (incluyendo el que promovería Hitler en noviembre de 1923), se suceden los asesinatos políticos, y sufren la más disparatada hiperinflación (tal y como se relata en la obra, el Reichsbank llega a emitir billetes de 100000000 marcos, la carrera de un taxi en unas pocas calles cuesta 500000000 marcos, y al final del libro, el dólar se cambia a 11000000000000 marcos). Se han escrito diferentes libros sobre esa convulsa era, entre las más interesantes que he leído se encuentran las obras del investigador Sebastian Haffner, de quien destacan entre sus obras sobre la Alemania contemporánea La Revolución Alemana de 1918-1919 y El Pacto con el diablo. La primera nos relata detalladamente los pormenores de la Revolución Alemana, su verdadero impacto, el escaso real protagonismo de la Liga Espartaquista de Karl Liebcknecht y Rosa Luxemburgo, y la utilización de las Freikorps fascistas por los dirigentes socialdemócratas, los llamados a ser dirigentes de la revolución. La segunda obra estudia la curiosa relación de Alemania con la Rusia Soviética, donde se ve cómo fue el Imperio Alemán quien ayudó a Lenin cruzar Europa en un tren blindado para promover la Revolución Soviética y poder así finalizar la guerra en el frente oriental para centrarse en el sector occidental (tema que nunca ha gustado sacar a relucir a los comunistas), como los dirigentes de Weimar y Moscú se unieron para hacer frente a Occidente (el ejército alemán estuvo desarrollándose en secreto en la estepa rusa e incluso llegaron a formar cuadros del Ejército Rojo) y la relación interesada entre Hitler y Stalin por último. Magnífico libro. Otro buen libro sobre la época de Weimar sería el primer libro de la trilogía sobre la sociedad nazi de Richard J. Evans, La llegada del Tercer Reich, muy bien documentado y muy gráfico.

Esta novela de Arthur R.G. Solmssen es igualmente interesante pues da la oportunidad de conocer esos primeros años, especialmente idóneo para quienes un libro histórico es como un adoquín y les guste más profundizar con novelas históricas.

La novela es la historia de Peter Ellis. Procedente de una reputada familia de médicos cuáqueros estadounidenses, participa en la Primera Guerra Mundial en los servicios sanitarios de campaña cuáqueros. Al iniciarse la batalla de Verdún sufre un accidente cuando un aeroplano alemán se precipita al suelo. Saca con vida de entre las llamas del avión a Christoph Keith, quien se ha roto una pierna, y pasan horas protegidos del bombardeo de la aviación alemán bajo el camión.

Años después, Peter está en París, donde ha vuelto desde Estados Unidos tras una convalecencia en el hospital cuáquero por problemas psíquicos, con la intención de hacerse pintor. Por recomendación del abogado familiar, es presentado a reputados hombres de negocio alemanes, los banqueros Waldstein, y ahí vuelve a encontrarse con Christoph, quien trabaja para ellos. Estos le proponen pasar un tiempo en Alemania para conocer más a fondo el mundo de las finanzas, estudiar pintura con reconocidos maestros. y hacerlo todo con sus escasos ingresos (en esa época mencionan que el dolar se cambia por 600 marcos). Peter cautivado le dice que sí a su amigo.

Peter se queda a vivir en el caserón de los Keith. Los Keith son una familia de arraigada tradición militar, el padre es un respetadísimo oficial, Christoph antes de aviador fue húsar y por último está el joven Kaspar, cadete al final de la guerra. Este recibe un doble golpe fatal. Por si no hubiese sido suficiente la derrota militar, los revolucionarios alemanes en su pretensión de hacer desaparecer los vestigios del orden anterior, privan a los oficiales de sus condecoraciones y charreteras, de lo que no se libra un humillado Kaspar. Por otro, su novia Sigrid lo abandona para casarse con su amado Alfred von Waldstein (cuyo antepasado más famoso fue un judío convertido al cristianismo). Estos golpes lo escoran hacia la derecha más extrema y participa en la más sanguinaria Freikorps que aplacó la revolución. Esta familia está en una difícil situación económica, la pensión del padre no es suficiente en época de inflación, Kaspar no tiene ingresos desde que licencian las freikorps y la familia se sustenta en el sueldo que Christoph recibe de su trabajo para los Waldstein. Es así como Boby von Waldstein, amigo y protegido de Christoph, le propone ayudar a los Keith entregando al mayordomo Meier cada cierto tiempo cinco dólares, con los cuales pueden vivir plácidamente.

Tiene la ocasión de conocer a la familia Waldstein. Además de Boby, conocerá al hermano mayor Alfred, quien se ha hecho escritor. Tienen una prima llamada Helena con título de princesa, pues al inicio de la guerra se casó con un príncipe que murió a los pocos meses en el frente, tiene una relación de amor compleja con Christoph y se deja ver con hombres poderosos. Pero quien más cautiva a Peter de la familia es la hija menor Elizabeth, Lilí, von Waldstein, de diecisiete años, de quien se enamora perdidamente.

Con estas dos familias conoce los diferentes estratos de la sociedad alemana de manera directa o indirecta. Le presentarán al pintor Max Liebermann y éste le pondrá como tutor al pintor militante comunista Fritz Falke. Fritz tiene su estudio en la casa de su suegra, Mutti Bauer, donde viven además su esposa Bärbel y la hermana de quince años de ésta Baby además del retoño de ambos. Aquí habrá ciertas tiranteces, especialmente cuando se acuesta con ambas hermanas con el conocimiento de toda la casa.

En el banco conoce al doctor Strassburger, quien le dará consejos financieros para hacer dinero mediante la inflación, con buenos resultados iniciales.

Conocerá los cabarets y su ambiente bohemio, irá a actuaciones teatrales y acudirá a múltiples fiestas, donde conoce al mismísimo Bertolt Brecht.

Pronto la inestable situación política le pillará en medio. Tanto por Helena como por otras fuentes tendrán constancia del rumor de un asesinato político, posiblemente contra el Ministro de Asuntos Exteriores Walther Rathenau. Los derechistas responsabilizan a Rathenau de los males de Alemania, de haber firmado acuerdos con los soviéticos, de querer amigarse con el mismo Occidente que les pide indemnizaciones impagables, etc. Pese a estar los rumores ahí Rathenau no quiere protección, por lo que el peligro del atentado es más que real.

Sabrán que entre quienes se involucran en el complot está Kaspar, intentando además de parar la conspiración, apartar a Kaspar de la misma. Sí que consiguen desplazar a Kaspar (mediante un pseudo secuestro), pero no podrán evitar el atentado contra Rathenau.

Las cosas se pondrán peor después, cuando la inflación llega a las cotas ridículas anteriormente mencionadas y cuando el 9 de noviembre de 1923 los nazis intentan un golpe de estado en Munich, Kaspar vuelve a estar involucrado, colérico por lo que le hizo la familia y dispuesto a cualquier cosa.

Fenomenal libro, refleja perfectamente la radiografía de una sociedad convulsa, si bien pese a profundizar más en las calamidades de las familias pudientes, también se ven las complicaciones de las pobres, y explica muy bien como sobresalieron los nazis entre toda esa locura.



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: