AbainGoardia











{2009/09/29}   From Hell

from-hell_webFrom Hell

Alan Moore y Eddie Campbell

ISBN 84-395-9158-6

626 páginas

2ª edición: Noviembre de 2003

Planeta de Agostini

El mito de Jack The Ripper (Jack el Destripador) tiene amplia literatura detrás. No pretendo infravalorarlo calificándolo de mito como si no hubiese existido (ahí están los asesinatos) como tampoco es mi intención glorificarlo. Quiero decir que es un mito porque sigue siendo uno de los mayores enigmas de la historia, quien (o quienes) fue, el por qué de tales atrocidades y el motivo de su súbita desaparición sin dejar rastro alguno. Hay muchas teorías y de entre ellas la que refleja el gran Alan Moore en este cómic o novela gráfica es una de las más interesantes.

Ya mencioné a Alan Moore cuando reseñé Watchmen. Ha dejado para la historia relatos magníficos, llegando a ser descrito por los críticos como el mejor escritor de cómics de la historia, que, si bien es un título enorme, ahí están muchas de sus obras para atestiguarlo, como el mencionado Watchmen, el genial V for Vendettaa, Promethea, The League of Extraordinary Gentlemen… y el From Hell en cuestión. Basta reseñar también que son tan buenas las obras que muchas de ellas han sido llevadas al cine con buenos resultados (como en los dos primeros títulos), como auténticos fracasos (The League of Extraordinary Gentlemen), incluso esta historia de Jack fue presentada en 2001 en los cines, aunque de ello hablaremos un poco más abajo.

Es un libro extensísimo (la historia tiene más de 500 páginas sin incluir los anexos, y fue presentado por fascículos originalmente durante diez años en la revista Taboo), pues es realmente complejo, al igual que el resto de las obras de Moore. El tema central de la novela se basa en la introducción en la que vemos como un pintor llamado Walter Sickert en un interludio de las fiestas privadas a las que asiste (que eran fiestas homosexuales en las que estba el mismo Oscar Wilde) baja a la tienda de caramelos de enfrente y le presenta a la joven Anne Crook el que dice que es su hermano pequeño Albert Sickert. Este está perdidamente enamorado de la muchacha y mantienen una estrechísima relación. Fruto de ello nace la pequeña Alice y se casan en secreto con el cura, Walter y Mary kelly como únicos testigos. Sin embargo, Albert no es la persona que creía Anne. Albert es el Duque de Clarenceko, nieto de la reina Victoria. La corte de la abuela cuando es conocedora de la noticia, captura a Anne para intentar tapar el escándalo, pero no podrán hacerse con la pequeña Alice pues la tenía Mary de casualidad.

Harta de cuidar de la niña, Mary se la da a Walter, quien la lleva a los abuelos maternos. Al igual que otras mujeres de la época Mary se ve obligada a prostituirse para poder vivir pues el nivel de vida es carísimo. En sus andares tiene la amistad de Annie Chapman, Mary Ann Nichols y Elizabeth Stride. Están en apuros pues la llamada banda de Nichols las amenaza con que si nos les paga cuatro libras morirán. A Mary se le ocurre amenazar con destapar el escándalo si no reciben diez libras de la casa real por su silencio.

Cuando son conocedores de tal noticia en Buckingham deciden eliminar a estas cuatro mujeres. Para ello le dejan el encargo a los masones y estos se lo encomendarán a su hermano Sir William Gull, Médico de la Familia Real. Será aquí donde comience el mito de Jack.

Gull tiene su propio cochero a quien solicita su ayuda. Su petición es de lo más curiosa y al mismo tiempo es el capítulo que más tostón me ha parecido. Dando un paseo en el coche por todo Londres le va enseñando diferentes edificios y monumentos mientras le habla de paganismo y brujería, para acabar dibujando líneas rectas en un mapa con los lugares visitados obteniendo como resultado el dibujo de un pentagrama.

Para ayudarle, le pide que busque a las mujeres y las identifique regalándoles alguna prenda bonita. Una vez hecho, las lleva a la berlina, donde Gull les regala uvas (artículo de lujo en aquella época) y algo que beber, estrangulándolas después para cortarlas el cuello y desollarlas posteriormente.

Tras el primer crimen Scotland Yard le dará el caso al inspector Fred Abberline. Este hará investigaciones que desharán inmediatamente las diferentes pistas falsas, desvinculando los crímenes con dos asesinatos anteriores (los de Martha Tabram y Emma Elizabeth Smith), desechando las sospechas sobre un tipo al que llaman Leather Apron… Enseguida observa que el asesino es muy metódico, con conocimientos y de clase alta, médico o cirujano tal vez, y poco a poco se irá acercando sin querer a Gull. Abberline contará con la ayuda del señor Lees, médium.

La prensa quiere darle a los asesinatos mayor entidad por el temor a que la gente se olvide de los luctuosos hechos. Así, un reportero desvelará el otro rostro del periodismo, escribiendo la célebre primera carta firmada por Jack The Ripper.

Viendo que sus amigas van cayendo, Mary se empieza a preocupar y pensando que es cosa de la banda de Nichols trata de conseguir el dinero como sea.

A medida que avanzan los días los asesinatos son cada vez más violentos y se pone una altísima recompensa a quien de pistas del paradero de Jack. Es así como presentan a Katty Eddowes, la cuarta víctima, pues cree saber quien puede ser y va a confirmar las sospechas a casa de Mary Kelly, obteniendo como único resultado ser confundida por Mary cuando llega Jack.

Este excelente libro tiene fragmentos realmente interesantes, son muy destacables las visiones que tiene Gull a medida que va enloqueciendo, en las que mezcla el pasado y el futuro llegando a ver nuestra sociedad, exclamando la frase atribuida a Jack: “Un día dirán que yo abrí el siglo XX “.

La película basada en la obra es bastante diferente. Se mantiene la teoría de la conspiración pero cambian los personajes. Abberline no es el mismo inspector. Por decirlo de algún modo es una mezcla del Abberline y Lees de la obra, tiene visiones yendo a fumaderos de opio (algo que no sale en toda la novela). Las cinco mujeres (incluyendo Katty Eddowes) son testigos en la boda católica secreta del Duque y los masones persiguen brutalmente a Abberline hasta que creen que Jack ha terminado con su cometido. Ah, y Abberline y Mary Kelly se enamoran (en el libro no tienen más que encuentros casuales en las que no saben quien es el otro).

La película no está mal pero el libro es muchísimo mejor. Es un gran reflejo no tanto de la leyenda de Jack como sobretodo de la sociedad victoriana. Muy recomendable.fromhell-poster-web



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: