AbainGoardia











{2009/11/02}   Grupo Armado

grupo-armado_webGrupo Armado

Tomás Pellicer

ISBN 978-84-613-1240-5

382 páginas

Abril de 2009

Autoproducción

Poco a poco van publicándose obras de los diferentes grupos armados habidos tanto en Euskal Herria como en el resto del Estado español. Esto nos trae el hecho de que las jóvenes generaciones tienen un gran interés en este tipo de cosas, como algo ya del pasado, batallitas del abuelo, mejor verlos como hechos románticos en lugar de plantearse luchar a cualquier nivel (y queremos recordar que ni mucho menos es necesario meterse en grupos armados para hacer frente al sistema). De unos años para aquí han sido referenciados casi todos los grupos armados que han existido y prueba de ello son las breves revisiones que haré a continuación antes de entrar en la materia que en esta ocasión nos corresponde.

eta1958_web2Es público que ETA ha dado material para talar unos cuantos bosques, pero entre la ingente cantidad de basura publicada sobresalen las referencias publicadas por la editorial Txalaparta. La última aportación ha sido el ensayo ETA 1958-2008. Medio siglo de historia, de Iker Casanova, quien no ha tenido ocasión de presentar su obra, pues fue encarcelado en las fechas de salida del libro. Es un libro muy objetivo, que recopila ingente cantidad de datos de las diferentes asambleas habidas en el seno de la organización, así como los distintos debates y sus múltiples escisiones. Pero eso no es todo. Hay cuestiones conocidas de su historia que o son pasadas por encima (ETA (p-m) es pasada muy superficialmente) o no son mencionadas. Pero este libro tan completo tiene sin embargo otra cosa que no me gusta, que es una mezcla (cuando no fusilamiento) de varias obras anteriormente publicadas. Resumiendo, que si ya te has leído los libros publicados anteriormente por la propia Txalaparta, ETA. Historia política de una lucha armada de Luigi Bruni, ETA. Historia política de una lucha armada Parte 2 y La tregua de Giovanni Giacopuzzi, y el extenso dossier que publicó GARA a finales de 2007 sobre el último proceso de negociación de 2005-2007, el libro de Iker Casanova te va a parecer un dèja vu.

Como he señalado, el libro de Iker Casanova apenas profundiza en la experiencia de ETA PM, deja ver que no era algo de su interés. Sin embargo, por su extravagante recorrido y deriva dejó lecciones muy interesantes y basta observar cómo pese a no ser la rama que defendió, años después la izquierda abertzale haría suyas ciertas tesis polimilis (por no hablar de antiguos militantes hoy sobradamente conocidos por su repercusión política) que calarían hondo. Para conocer este es realmente interesante el libro de Giovanni Giacopuzzi ETA PM. El otro camino.

comandos-autonomos_web2ETA (y sus diferentes escisiones) no ha sido el único grupo armado en Euskal Herria. Ha habido otros que tuvieron su trayectoria y unos de los más conocidos fueron los Comandos Autónomos Anticapitalistas. Grupos que reivindicaban la autonomía de partidos e instituciones y proclamaban el poder para las asambleas, que tuvieron su eclosión a finales de los años 70 y que desaparecerían trágicamente a mediados de los 80. Los por ahora libros más interesantes sobre ellos fueron publicados por Likiniano Elkartea con los títulos Comandos Autonomos. Un anticapitalismo iconoclasta y Komando Autonomoak. Sasiaren arantzakada (obra que pese al título en euskara, estaba escrita en castellano salvo la cronología, y que a día de hoy está agotada, y a la primera publicación le falta muy poco). La primera referencia ahonda más en las raíces teorícas y políticas de estos comandos además de tener interesantes anexos, como las discusiones teóricas y prácticas entre los CAA y ETA (m). El segundo libro recoge toda su historia, desde sus prolegomenos hasta su final, así como cuestiones posteriores como la solidaridad hacia los presos autónomos. El año pasado por Catalunya se publicó Emboscada en Pasaia. Un crimen de Estado, donde se hace un estudio del contexto en el que cuatro militantes de los CAA fueron asesinados en una emboscada en el puerto de Pasaia un mes después del asesinato del senador Enrique Casas. Completa investigación del contexto pero que apenas habla de lo que fueron los CAA, salvo un último capítulo bastante breve.

iparretarrak_web2Ipar Euskal Herria no ha sido simplemente un refugio para las personas exiliadas de Hegoalde. Durante muchos años Iparretarrak luchó por la reivindicación de los derechos de Euskal Herria y tras debates internos en sus últimos años reclamaron la autonomía para Iparralde (recordemos que las tres provincias por tener, no tienen ni siquiera un departamento propio, así como no son reconocidas tampoco ni su entidad ni su cultura prácticamente). Eneko Bidegain publicó en 2007 la hermosa Iparretarrak. Erakunde politiko armatu baten historia (que por ahora no tiene traducción al castellano al menos), donde se refleja toda su trayectoria, sus inicios, las discusiones que tuvieron con ETA, sus años calientes, así como su final. Es interesante el apartado dedicado a otros grupos habidos en Iparralde, en el que conocemos por ejemplo a un grupo de nombre Hordago con unos planteamientos que podían ser similares a los de los CAA salvando distancias.

mil_webEn el Estado español ha habido otros grupos armados. Alikornio publicó la gran obra de Sergi Rosés Cordovila El MIL: Una historia política. Muturreko Burutazioak nos esnseñó los diferentes grupos independientes que hubo de carácter autónomo (englobados posteriormente bajo las siglas Grupos Autónomos), con la publicación del breve Comunicados de la prisión de Segovia.

Como se ve son bastantes los grupos que ya tienen bibliografía a sus espaldas, pero aún hay quienes apenas tendrán unas breves líneas. En Euskal Herria me viene a la cabeza, por ejemplo, Iraultza. De GRAPO prefiero no asegurar, pues no estoy seguro si el libro publicado por Kale Gorria de Francisco Brotóns Memoria Antifascista. Recuerdos en medio del camino habla solo de su estancia carcelaria o refleja también su (o la) trayectoria en los GRAPO.

Una de las últimas obras publicadas sobre grupos armados ha sido Por la memoria anticapitalista, editado por diferentes editoriales y distribuidoras alternativas, donde convergen los MIL, GARI, COPEL, grupos autónomos de Valencia, o los Comandos Autónomos Anticapitalistas (ya hablaré en breve de ello).

Hasta hoy eran los FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota) de los últimos. Ligado al partido PCE (m-l) (Partido Comunista de España Marxista-Leninista), que funcionó entre los años 1973-78 y con seis puntos programáticos entre los que destacaban la aniquilación del régimen franquista y la expulsión del imperialismo yanqui, la instauración de una República socialista federativa y la redistribución de la riqueza por expropiación de patrimonio y latifundios de los oligarcas.escudocolor2

A diferencia de las anteriores obras, que son investigaciones históricas (salvo el libro de Brotóns, supongo), ésta de Tomás Pellicer es una novela, por supuesto novela histórica, en la que refleja la vida de sus militantes, además de usar diversas fuentes como los periódicos Diario 16, El País, Informaciones y La Vanguardia Española por un lado, y los sumarios abiertos en el Tribunal de Orden Público y su sucesora Audiencia Nacional por otro.

El libro está enmarcado entre los años 1976 y 1980. Es una pena, pues no se mencionan los primeros años, donde destaca sin lugar a dudas el hueco para la historia que el franquismo decidió dejar al FRAP por ser tres miembros suyos (Xosé Humberto Baena Alonso, Jose Luis Sanchez Bravo y Ramón García Sanz) los últimos fusilados del régimen junto a los dos miembros de ETA Jon Paredes Manot Txiki y Angel Otaegi el día 27 de Septiembre de 1975 (fecha que desde entonces es conocida por estos pagos como Gudari Eguna). Parece que la razón principal de que no se reflejen estos años es que el autor, miembro del FRAP, fue militante entre los años señalados.

La novela se divide en cinco capítulos principales. La primera se llama La cruz de la pandereta y se sitúa a primeros de 1976, cuando sus principales protagonistas, Eusebio y Ramiro, cruzan la frontera por orden del partido, para estructurar grupos del FRAP en el estado francés y buscar fuerzas a favor de la República Socialista y solidaridad internacional entre activistas de otras latitudes. En este periplo conocerán a diferentes personajes, estudiantes sudamericanos, palestinos, jóvenes que viven en comunas, jóvenes veteranas de la insurrección de Mayo del 68 (gauchistas, anarquistas…), entre las que destaca la alemana Danielle, quien ayudará al FRAP a transportar propaganda al interior haciéndose pasar por turista, pues no levantará sospecha alguna, al tiempo que se les van uniendo diferentes camaradas como Carlos o María, compañera sentimental de Ramiro.

En el segundo capítulo, Gatos en el foro, el partido les ordenará regresar a la península para recomenzar con las acciones. Hago hincapié en que el partido diese órdenes, pues a lo largo de la obra quedará en evidencia el ser estalinista del PCE (m-l), todo dirigido por el comité sin consultas ni críticas de sus militantes; en un apartado veremos como Eusebio y Danielle, quien ha cruzado la frontera para hacerse pleno miembro del FRAP, se quedan estupefactas al conocer la petición de legalización del partido a través de la prensa y cuando piden explicaciones a Ramiro, quien se ha convertido en enlace entre el partido y FRAP, este lo esquiva como algo liviano, como diciendo que para qué hacía falta preguntar al respecto.

Las acciones son básicamente atracos. Se van realizando a caballo entre Barcelona y Madrid y pasan de objetivos pequeños, como supermercados, a entidades mayores como El Corte Inglés y el Banco de Bilbao. La única acción contra una persona que se hace deja en evidencia el carácter estalinista del partido, pues dan orden de eliminar a un antiguo miembro del partido ahora en la ORT, es decir, purgar la “disidencia contrarrevolucionaria”. Y así veremos como logran raptarlo pero si no terminan su labor es porque les falla el arma y logra escapar.

Pese a usar elegantes recursos literarios, este capítulo deja a relucir una poco clara narración en la que pasan rápido dos años (desde finales de 1976 al final de noviembre de 1978, en plena campaña de referéndum constitucional), así como que hay cosas que se van sucediendo sin que tengan la trascendencia que debiera. Así conocemos rapidísimo al vizcaíno Marcos Markutxo, Vivó y Boronat; casi no nos enteramos de cómo María deja a Ramiro por Vivó y como son forzosamente separados cuando envían a este a ejercer de responsable de los grupos de Barcelona mientras que María se queda al cargo de los de Madrid; y posiblemente el apartado más interesante, el distanciamiento entre el partido y el FRAP tras la amnistía política de 1977, pues por un lado está el PCE (m-l), donde tiene acomodo Ramiro, ya acomodado incluso antes de ser legalizado y que empiezan a cuestionar la necesidad de su brazo armado, dejándolos algo marginados. Pasa demasiado veloz y confuso hasta la caída de los grupos durante la campaña del referéndum (en el que el PCE (m-l) pidió el voto negativo pues no juzgaba ni los crímenes ni los criminales franquistas, ni cuestionaba en absoluto la figura del rey), en la que la mitad de sus integrantes acabarán detenidos, mientras que el resto trata de huir, como Danielle, que huye dolida a Francia cuando ya estaba quemada por la actitud del partido y el aislamiento hacia los acontecimientos externos a los grupos.

El tercer capítulo se llama La naja del kie en el que abrimos con las torturas que padecen durante la detención tanto Ramiro como Eusebio, donde destaca la Barra, donde con las piernas cruzadas y los brazos esposados entre ellas, les pasan una barra de la cual quedan colgando boca abajo entre dos mesas y reciben golpes constantes en las plantas de los pies.

De allí los conducirán a la prisión de Carabanchel, parcialmente destruida durante los motines del verano pasado de los presos sociales por la obtención de su amnistía (así veremos de pasada la existencia de la COPEL), en la que quedan habitables la sexta y séptima galerías. Se ven igualmente referenciados varios grupos carcelarios y se harán amigos de los anarquistas, de los escasos presos políticos que quedan, así como conocerán a los hermanos Torres, destacados activistas de COPEL. Eusebio consciente de que puede pasar un largísimo tiempo en la sombra tratará de huir, y para ello se acercará al gitano delator Antonio pues pese a la desconfianza que suscita tiene recursos e incluso un plan de fuga. El motivo por el que destaco su condición gitana es por el hecho de hablarle a Eusebio casi siempre en romaní, como atestigua el título del capítulo (y es una pena no hacer traducciones de ello, pues hay expresiones que no termino de entender). Conocerán a Medius, miembro de ETA, que se presenta de modo arrogante e incluso despreciativo hacia los presos sociales, poniendo en aprietos a la gente del FRAP cuando obliga a los carceleros a ir celda por celda en busca del hornillo que le han robado. E igualmente sufrirán un asedio policial tras los muros. Finalmente los cambiarán de galería antes de ser trasladados a la cárcel de Segovia.

El cuarto capítulo tiene como título El renuncio del revolucionario. Veremos como los miembros del FRAP son más o menos centralizados en este presidio junto a los presos autónomos y anarquistas. Aprovechando la ocasión, Ramiro tratará de reconducir el carácter político de su grupo, pero ya es tarde, si bien siguen unidos por su trayectoria, pasan de clásicas doctrinas, del partido que no reconoce públicamente su militancia, y de su visión estalinista. Pasarán los años, intentos de fuga, comenzarán los juicios en la Audiencia Nacional y, en 1980, cuando el partido es definitivamente legalizado, Eusebio y otros compañeros escribirán a la prensa declarándose militantes del PCE (m-l) en la lucha contra el fascismo y pedirán el indulto, lográndolo algunos enseguida, mientras que los últimos presos serán liberados en Diciembre de 1982 después de la petición del primer consejo de ministros de Felipe González al monarca español.

El tiempo vencido es el capítulo final de la novela y de la historia del FRAP en la que se nos cuenta cómo terminó cada miembro, de los que algunos no se sabe nada pues lograron borrar su rastro, mientras que del resto se ve como muchos tratan de ocultar e incluso olvidar su pasado.

En mi opinión el mayor problema del libro reside en los fallos estilísticos que llegan a hacer daño a la vista. Está repleto de palabras separadas incorrectamente al final de línea (Mon-tpellier por ejemplo…), tildes donde no corresponden, cuando no son necesarias o ausencia de las mismas… No le hubiese venido mal al autor que hubiese contado con la ayuda de alguien en labores de editor que corrigiese este tipo de errores.

Es una bonita novela, la historia de unos militantes aplastados por el tiempo que vivieron y dejados de lado por sus supuestos compañeros tras haberse valido de ellos. Recomendable.

El libro puede obtenerse por dos vías. Físicamente puede conseguirse por diez euros (gastos de envío no incluidos) en algunas librerías, siendo DDT Banaketak uno de sus mayores distribuidores (www.ddtgatazka.com). Si no puedes pedírsele al propio autor o descargártelo íntegramente a través de su página web, http://www.tpellicer.com



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: