AbainGoardia











{2009/12/13}   Estricalla y Jello Biafra and the Guantanamo school of medicine, Kafe Antzokia, 07-12-2009

Kafe Antzokia (Bilbo)

07-12-2009

Estricalla + Jello Biafra and the Guantanamo School of Medicine

¡Pensar que estuve a un paso de no ir! ¡Eso sí que hubiese sido un pecado, pues volví del concierto de nuevo con 20 años! Aran, eskerrik asko de verdad por guardarme la entrada.

Estricalla

Unas cuantas personas estuvimos durante todo el día en la Azoka de Durango mirando constantemente al reloj, pues teníamos una cita especial en el Kafe Antzokia. Para las ocho ya estábamos emocionados quienes volvíamos juntos a Bilbo y salimos escopetados.

Estricalla eta Okene

Estricalla abrió la noche. Ya había mencionado anteriormente el disco Gimnasia revolucionaria en el Blog, un bonito disco de puro hardcore, publicado hace seis meses en formato vinilo ya prácticamente agotado, y que recientemente han publicado en formato CD-R con un diseño igual de impecable que el propio vinilo. Lo primero que me llamó la atención al verles fue ver a cinco sobre el escenario, sabiendo que la columna vertebral de la banda son los tres músicos de Kloakao y Fernando, cantante de El Corazón del Sapo. Había un segundo guitarra en el cual no caí al principio hasta que Alfonso me preguntó si no sería el guitarra de los Sapos. ¡Joder, es verdad! ¡Es Guillermo! Más tarde le preguntaría a Fernando y me dijo que debería ser miembro estable, pero que por trabajo y por su próxima paternidad lo tenía complicado, especialmente los fines de semana, por lo que el lunes era algo a lo que no podía faltar.

Estricalla eta Jello Biafra

Desde inicios nos enseñaron que no hay edad para el hardcore (que se lo digan a Jello), y es verdad (aunque algunos queramos explorar otras vías). Hardcore potente tocado a toda pastilla, con el que es imposible dejar de menear el cuerpo. Fueron cayendo todas las canciones del disco una detrás de otra (no voy a mencionar los títulos, pues son casi tan largos como la duración de los temas, je je je). Pero el disco solo tiene seis canciones. Para cuando hicieron el quinto tema subió el primer invitado. Para hacer la versión de SNFU (“Errealitatea autobusean paseo bat da”) invitaron a Okene, cantante de BAP!! e Inoren ero ni, tal como hizo en el disco, y fue un tema muy entretenido, en los pases más tranquilos su voz nos llevaba inevitablemente a los BAP del imprescindible Zuria Beltzez (pensar que me he quedado sin poder ver a BAP…).

Jello Biafra and the Guantanamo School of Medicine

Para seguir con la actuación siguieron tocando versiones sin parar, ¡y menudas versiones! La primera fue el último corte del Favela global de Kloakao. Se hicieron nada menos que tres de El Corazón del Sapo, “(In)justicia de clase”, de su último disco La casa magnética, el cual para mi gusto no está entre los mejores temas del álbum (“El estrangulador”, “La silla eléctrica” o la preciosa “Ángeles muertos”). Su apoteosis llegó con “Matarifes”, del clásico Fuego al cielo de los cuervos, el público coreando entera la letra y bailoteando. El tercero fue “Stop control” del sobresaliente La imaginación contra el poder, bueno, muy bueno, aunque posiblemente hubiesen causado más escalofríos otros clásicos como “Círculos de cera”, “Desnudo rojo”, “La noche de los cristales roto” o “El árbol”, pero también es una buena elección.

Hicieron más, imparables. “Sail on” de Bad Brains, otra a la que el propio Jello subió a cantar de espontáneo, y finalmente hicieron el tema que faltaba de su disco acompañados de un amigo suyo de Irun. Magníficos.

Para desgracia suya fue que tras su fantástica actuación llegara una apisonadora a continuación, de la que se acordaría más gente después.

Jello Biafra and the Guantanamo school of medicine comenzó su actuación. Tras estar un largo tiempo tocando instrumentalmente hizo Jello Biafra acto de presencia, con bata de médico y guante de látex ensangrentadas. Acompañaban al ex cantante de Dead Kennedys buenísimos músicos, quienes tocaban un elegante hardcore añejo (lo llamo añejo, para indicar de algún modo ese mezcla del hardcore con pinceladas de rock maduro, que le dan un sonido estupendo, en lugar de ser simplemente hardcore). Para la segunda canción el público ya estaba bailando sin parar y fue entonces cuando me surgió la oportunidad. De comenzar en sexta fila acabé en primera gracias al enorme pasillo que se me abrío, tal y como los creyentes (o sus dirigentes) dicen que hizo Moisés en el Mar Rojo. Y así acabé en primera línea. Otros dos temas más y entonces sueltan la primera bomba de la noche, “California über alles”. Más que cantar, el público chilló. Lo mejor sin duda era ver a Jello. Además de cantar no dejaba de moverse, bailar, hacer teatro y cortos speeches, de vez en cuando en un castellano con más acento alemán que estadounidense (aunque lo hacía mucho mejor de lo que el confesaba hacer). Bajaba las escaleras, cogía impulso y se lanzaba sobre el público que lo llevaba en volandas. Genial. El cabrón se metió al público en el bolsillo. Debiera ser pecado ser tan bueno y llegar a viejo. En uno de los temas de su disco se puso a explicar que iba sobre los desaparecidos, en Argentina, en Chile… y en ese momento vemos que empieza a sacar un papel del bolsillo, y Aitor y yo llegamos a pensar “no, si todavía hablará de Jon Anza”. No, pero casi, “Euskal presoak etxera” fue lo que dijo, literalmente. Como ya he dicho, el público en el bolsillo.

Se fueron. Como no, el público pedíamos más. Volvieron y a una sugerente introducción de bajo, le seguía un alocado riff de guitarra lleno de reverbs. “Holiday in Cambodia”. ¡Joder! Puro éxtasis, todos gritando “Pol Pot”, fijo que si hubiese cantado “López” o “Ares” todos le hubiésemos seguido la corriente, je je je. Hicieron otros cuantos más de Dead Kennedys, no me vienen ahora los títulos, pero si no me falla la memoria todas fueron de los imprescindibles Fresh fruit for rotting vegetables y Plastic surgery disasters.

Y terminó el concierto. Pasote. Era mirar alrededor y todos habíamos tenido un lifting de diez años como mínimo. ¿Cuando volverá este hombre por aquí? Algunos le debemos y le hemos prometido una ruta turística política, ¡vuelve pronto Jello!



Aran says:

Ez horregaitik, Abain!



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: