AbainGoardia











{2009/12/25}   Eskorbuto “Las más macabras de las vidas”

Eskorbuto “Las más macabras de las vidas”

LP/CD, 2009

Guns of Brixton Records

Se me van a saltar lagrimones. Llevaba mucho tiempo buscando la versión en vinilo de este disco (sorprendente, ni en Ebay está), y menuda alegría me llevé cuando supe que el sello Brixton Records de Romo iba a reeditar Las más macabras de las vidas y Demasiados enemigos, ni que decir cuando llegaron anteayer entre mis manos.

¿Qué decir de Eskorbuto si ya lo han dicho todo (maldición, debo cambiar de frase, se va a convertir en un cliché)? Ha generado infinidad de escritos y prueba de ellos son, entre otros, el fanzine Detestable Raza Humana compilado por David R.Z. y publicado por DDT Banaketak (el cual se ha reeditado este año en formato elegante y definitivo con cinco páginas nuevas), o el en mi opinión flojísimo Eskorbuto: Historia triste de Diego Cerdán (jamás lo recomiendo para conocer la historia del trío santurtziarra).

Eskorbuto inicia su andadura sobre 1980, cuando Iosu y Jualma se juntan para hacer una banda de rock. Empezaron con diferentes componentes (llegaron a ser cuarteto), pero muy pronto se estabilizaría la formación clásica al incorporarse Paco a la batería.

Sobre 1981-82 graban su primera maketa, Jodiéndolo todo, una animalada, cruda (y con ciertos fallos). La maketa suscita la atención de muchos, más aún la propia banda (ésta será reeditada un par de veces, en primer lugar en CD en 2002 de la mano de Surco; y en vinilo en 2008 de la mano de Guns of Brixton, subsello de Brixton Records). No estoy seguro si sería con las canciones de esta maketa, en 1982 bajan a Madrid a promocionarse y es cuando son detenidos por la policía por tener canciones como “Maldito País” y especialmente “ETA”, llegándosele a aplicar la ley antiterrorista. Este hecho tendría un efecto tremendo sobre la banda, especialmente la ausencia de respuesta por parte de las Gestoras Pro Amnistía y de la izquierda abertzale. Si bien pudiesen ser considerados nihilistas, no habían rehusado apoyar a grupos y colectivos políticos de la extrema izquierda, y no recibir esa solidaridad de vuelta les dolió. Lamentablemente para ellos se habían adelantado unos pocos años, pues la izquierda abertzale aún tenía una posición digamos tradicionalista respecto a la música (cantautores, folk…), y faltaban unos tres años para que se dieran cuenta de las inquietudes de la nueva generación e hiciesen campañas como Martxa eta Borroka (quien sabe si hubiesen sido detenidos en esa época la respuesta hubiese sido distinta…). De la rabia de este hecho saldría por ejemplo la canción “A la mierda el País Vasco”.

Sobre 1982 publican el single Mucha policía poca diversión de la mano del sello Spansuls Records, tema que se convertiría en lema, pues entre otras hubo una comparsa de la Aste Nagusia bilbaína (si no me falla la memoria se llamaban Ipurbeltz) que sacó una conocida pegatina con la consigna.

En 1983 publican otro clásico, el Zona Especial Norte compartido con los arrasatearras RIP, repleto de clásicos de ambos combos (Soldados, Antimilitar, Kaos, A la mierda el Pais Vasco, Ratas de Vizcaya, Brigada Criminal, No hay futuro y Dios, Patria, Rey). El sello Munster Records lo reeditaría en formato LP+CD.

En 1984 publican su primer disco largo con el sello Twins, Eskizofrenia. Otro puñetero clásico, pese a que haya a quien le resulte totalmente odioso el sonido de la batería electrónica tan en boga en la época. “El exterminio de la raza del mono”, “Mierda, mierda, mierda”, “Os engañan…”.

En 1985 se publica el disco más celebrado unánimemente del trío, Anti Todo, esta vez de la mano de Discos Suicidas. “Historia triste”, “De ti depende”, “Es un crimen”, “Ha llegado el momento (el fin)” o el fantástico “Cerebros destruidos”, lamentablemente transformado en todo un Top Txosna.

Para 1986 ya son imparables, están en su apogeo creativo. Publican una nueva maketa, Ya no quedan más cojones, Eskorbuto a las elecciones, publicado en época electoral (quisieron incluso impulsar una plataforma electoral con la que presentarse y hacer campaña).

El mismo año graban en directo en el Instituto de Santurtzi y tras negociaciones el mismo día entre dos discográficas, es publicado por el sello DRO posteriormente comprado por una multinacional. Este disco se llamaría Impuesto Revolucionario.

En 1987 componen una de sus ideas más curiosas, un disco conceptual, una especie de  Opera Punk, el doble Los demenciales chicos acelerados. El único fallo que tuvo (terrible) fue la necesidad de reordenar las canciones por problemas de minutaje en cada cara de los vinilos, con lo que se perdió la trama de la historia. Como curiosidad, la banda vendió el master a dos sellos, Discos Suicidas y DRO, por lo que durante años el mismo disco se vendía con dos portadas distintas.

En 1988 Iosu y Jualma ya tienen graves problemas derivados de su vida al límite, la heroína no perdona. Pero eso no impide que publiquen Las más macabras de las vidas que desgranaremos a continuación.

Desde entonces hay un largo silencio discográfico, en el que se extienden innumerables rumores entorno a ellos. que si han muerto, que han vendido los instrumentos… Hacen pocos conciertos, les llaman pocas veces (menos por aquí), y si no es Jualma, es Iosu quien está convaleciente.

A finales de 1991 publican el último trabajo de la formación clásica, Demasiados enemigos, publicado por el sello alicantino Matraka Diskak (el mismo que publicó los primeros trabajos y que fue manager de El Ultimo Ke Zierre. Ironías de la vida, el cabeza de Matraka no se si en ese momento, pero no mucho después era concejal del Partido Popular).

En Mayo de 1992 fallece Iosu. Jualma y Paco quieren seguir y empiezan a componer (los mitos dicen que muchas canciones de Demasiados enemigos, especialmente las más digeribles comercialmente, “Adiós reina mía”, “En la luna”…, eran la nueva dirección que buscaban Jualma y Paco), pero en Octubre del mismo año es Jualma quien muere. Paco es el único miembro vivo de la banda.

Muchas discusiones produce posteriormente la decisión de Paco de seguir tocando con el mismo nombre, más aún cuando llega a publicar tres discos más como Eskorbuto, Aki no keda ni Dios (con canciones compuestas por Jualma y Paco) en 1994, Kalaña en 1996, ambas con Discos Suicidas, y Dekadencia con Surco.

Esta Las mas macabras de las vidas se publica en Julio de 1988. Debo admitir que este fue el primer álbum que oí de la banda, pues el periódico Egin lo reeditó en la colección “Euskal Rockeroak” que incluía un buen puñado de discos clásicos. Y me enganchó desde el inicio. Desde entonces siempre he reivindicado Las mas macabras como una obra maestra de Eskorbuto. Es una joya.

Ponemos la cara A, de matrícula de honor. El primer corte es “Rock y violencia”. Sobrecogedor. Una guitarra acústica nos introduce en unas tristes melodías, frágiles, la única que he querido aprender con la guitarra (y tocar). Demuestra (muy) buen gusto y sorprende la habilidad de un músico al que siempre le achacaban el no saber hacer más que punk. Entra el sintetizador de Aitor Amezaga, para crear una melodía aún más tristona, momento en que entra el primer estribillo: “Con la rabia en las entrañas, y la muerte en sus ojos… ¡Rock y violencia!”. Escalofriante. Desde entonces, hasta terminar la canción es un continuo in crescendo, en el que Iosu (o Jualma, ahora estoy dudando de quien la cantó) suelta un exabrupto detrás de otro sin rima alguna, ¿quién necesita de eso?

El siguiente tema es “Pelos largos, caras enfermas”, compuesta por dos partes diferenciadas. La primera, la inicial y final, es una autobiografía de la banda y del entorno que les rodea, su Margen Izquierda natal, crítica a la izquierda abertzale, otra a Egin y otros medios por callarse en ciertos momentos… La parte central es algo más amena, más malvada, como a ellos les gusta, en el que se definen del modo más irónico (Pelos largos, caras enfermas), antes de volver al ritmo inicial.

El tercero es “Iros a la mierda”, un antiguo tema del combo rescatado para este disco. Divertida canción de la que debo reconocer que he oído versiones mejores, como la que hizo El Ultimo Ke Zierre en el tributo coordinado por Diego Cerdán en 2000, una versión más contundente.

El cuarto tema cierra el vinilo, y es el mismo que da título al álbum, “Las más macabras de las vidas”. Otra autobiografía, desde su óptica particular, en la que tienden a exagerar su mala (y buena) imagen. Solo por esta cara merece tener el disco. Ya he dicho que es de matrícula de honor. Pero bueno, cambiemos de lado.

En la cara B tenemos “Felices días de tu vida”, divertida canción en la que desarrollan la feliz vida de una persona. Demasiado feliz tal vez, demasiado idílica, pues el lema central pide a gritos que se pegue un tiro en la sien o se tire debajo de un tren.

Sigue “Sangre”, de las contadas baladas de Eskorbuto, o lo que entendían ellos por balada. Ritmos mansos con letras crudas y sádicas.

“La última pelea” y “Que corra la sangre” son otros gritos de guerra, donde pese a ver que no están en las mejores condiciones aseguran que seguirán al pie del cañón enfrentándose a quien haga falta.

El disco se cierra con la breve, entretenida y dulce “Cántame una canción”, donde nos piden que les cantemos una canción para no estar tan tristes. ¿Una invitación a volver a poner el disco desde el inicio? Je je je.

Se dice que el disco fue funesto para la banda, especialmente para Iosu. Hizo de todo durante la grabación, pues Jualma estaba convaleciente, componer, grabar las guitarras y líneas de bajo, cantó en más canciones que nunca… Además, poco contentos con las discográficas, publican el disco ellos mismos con el nombre de Buto-Eskor y Iosu distribuye por su cuenta casi 3000 copias. He dicho que me encanta el disco, especialmente la cara A, y considerando que Iosu hizo la mayor parte, me deja con el mal sabor no haber podido el hombre culminar su deseo de hacer un disco en solitario, más cortes como “Rock y violencia” hubiesen sido impresionantes.

Hablemos de esta reedición. Se ha publicado en LP y CD. El CD es un elegante digipack. El LP es muy bonito, si no me equivoco respeta el original al máximo, especialmente la contraportada. El vinilo, mientras queden existencias al menos, puede elegirse entre el clásico negro o un rojo o más bien rosa oscuro. Pero para mi gusto tiene ciertas carencias.

Lo primero que hecho en falta es exactamente lo mismo que le faltaba a las anteriores ediciones: letras. No hay. Han añadido bonitos insertos, el primero con dos fotografías a color poco conocidas de la banda, y en el otro tenemos una cara con la historia del disco y la otra está en blanco. ¿No podían incluirse las letras?

Por otro me apena ver como parece que se ha tenido más cuidado con la otra reedición, la de Demasiados enemigos, es más vistosa, considerando (al menos para mi gusto) que musicalmente es más flojo que Las más macabras. Su formato es de carpeta gatefold, carpeta doble, que lo hace más vistoso. Pero para Las más macabras es una simple carpeta con una calidad algo más baja de material. ¿No podía hacerse también en gatefold? ¿O al menos más vistosa? Es una pena, pues hubiese redondeado la edición. Es lo que hace que la edición pase de ser de matrícula a ser de notable.

De paso, mencionaré que la sombra de Eskorbuto es larga y se están haciendo ahora infinidad de ediciones para coleccionistas sacadas del cajón del sastre. La primera ha sido Zona Especial Norte, de la mano de Munster. Al mismo salió un vinilo pirata, Al parlamento, basado en la maketa Ya no quedan más cojones… Guns of Brixton ha publicado el presente disco y Demasiados enemigos. Y ahora mismo también ha publicado Munster un nuevo single, de nombre Maldito País, que en mi opinión se podían haber ahorrado, es muy floja. En la cara A tenemos “Maldito País” y “Oh no!”, grabadas en la misma sesión que Mucha policía, poca diversión y que fueron descartadas. No me extraña. “Oh no!” es una versión más pachanguera que la grabada posteriormente en Eskizofrenia (lo único que tiene a su favor es tener en su inicio un fragmento de “La una de la madrugada”, una de las escasas canciones jamás registradas de la banda). Pero “Maldito País” tiene delito. Jualma va un gallo detrás de otro, no se en que estaba pensando el hombre. En mi opinión no merecía la pena publicarlo, por alguna razón no había sido publicada hasta ahora esta versión. Y pronto Munster va a publicar un LP con el single y más cortes, además de un doble CD con varios directos. Mucho me temo que sean los mismos que han visto la luz anteriormente (los publicados hace unos años por Surco), que salvo Que corra la sangre, directo de la Aste Nagusia de 1984, ninguno merece la pena.

Resumiendo, Las más macabras de las vidas. Maravillosa. Y esta edición también es brillante.



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: