AbainGoardia











{2010/01/06}   Terminator Salvation

Terminator Salvation (2009)

Director: McG (Joseph McGinty Nichol)

Interpretes: Christian Bale, Sam Wortingthon, Anton Yelchin, Bryce Dallas Howard, Moon Bloodgood, Helena Bonham Carter, Michael Ironside, Common y Jane Alexander

Guión: Michael Ferris y John Brancato

Tenía que verlo. Estaba seguro de cual sería el resultado de antemano pero como aficionado a la película original tenía que verlo. Y lamentablemente no me he equivocado.

Terminator es un clásico del género de ciencia ficción y de acción, es innegable, puede que no te guste, pero no creo que se le pueda negar su valor. La cabeza pensante de la que surgió la idea fue la del director James Cameron, quien soñó con el implacable cyborg asesino durante una convalecencia por enfermedad, si bien parece que está inspirado también por ideas y relatos de Harlan Ellison, quien no apareció en los créditos hasta años después.

Cameron tuvo en Terminator su primer proyecto personal (antes comenzó a rodar Piranha II, de hecho sale en los créditos como director, pero parece que lo echaron a las tres semanas de rodaje), y como explicaría posteriormente tuvieron que hacer todo tipo de sortilegios para solventar el problema que suponía para los efectos especiales el aparentemente escaso presupuesto con el que contaron. No obstante, no fue impedimento para que usaran efectos novedosos para la época que hicieron que junto a la trama el largometraje se haya convertido en un clásico. La secuencia del Terminator solo ya con el endoesqueleto es espectacular, más aún cuando se ve que está realizado a escala natural. Esta saga otorgó, al igual que otras (Star Wars…), a buena parte de sus interpretes los papeles de sus vidas, vamos, que serán eternamente recordados por su papel en Terminator. Como sabéis la primera entrega nos remitía al año 1984, en el futuro las máquinas, lideradas por el sistema Skynet, se alzarán contra la humanidad y buscarán su exterminio, pero cuando están a un paso de perder, envían a un cyborg (Arnold Schwarzenegger) al 84 para matar a Sarah Connor (Linda Hamilton), futura madre del líder de la resistencia John Connor. La resistencia enviará al soldado Kyle Reese (Michael Biehn) para salvar a Sarah y destruir al cyborg. Lo conseguirán, pero en el camino sucumbe Reese y dejará embarazada a Sarah, siendo él el padre de John.

Sam Worthington

Tuvo tal éxito que al de pocos años maquinaron la secuela que se estrenaría en 1991. El propio James Cameron repitió en la dirección de Terminator 2: Judgment Day y volvió a contar con Arnold Sachwarzenegger y Linda Hamilton. La película es muy buena, aunque no tanto como la primera pues tiene sus flaquezas. Arnold repite el rol del Terminator, pero esta vez es el enviado por la resistencia, previa reprogramación, para salvar al joven John Connor, interpretado por el debutante Edward Furlong (como curiosidad, hace unos años salió una lista de los villanos y héroes por excelencia de Hollywood. El Terminator era el único que salía en las dos listas, el segundo entre los villanos, detrás de Darth Vader, y entre los diez o quince primeros de los héroes). El papel del Terminator asesino recaía esta vez en Robert Patrick, el modelo T-1000, Terminator de metal líquido, con capacidad para mimetizar otros objetos y personas. La mayor debilidad de la película en mi opinión es el guión, pues parece no estar debidamente preparado. La fecha del Juicio Final es agosto de 1997, pero en absoluto queda claro el de los hechos de la película, pues la edad que le ponen a Sarah Connor y la que por consiguiente debiera tener su hijo (aparentemente unos diez años) en absoluto encajan entre sí, el personaje de John realmente aparenta tener tres más. Pero lo más espectacular fueron los efectos especiales, revolucionarios en la época y de los primeros en explotar las tecnologías infográficas sacándole todo rendimiento.

Pasarían bastantes más años hasta que se le diese continuación a la saga (Terminator 3: Rise of the machines). James Cameron no repitió a los mandos, pero no fue problema para que el productor Mario F. Kassar y Schwarzenegger preparasen la secuela, dirigida por Jonathan Mostow. Estamos en 2003, John Connor (Nick Stahl) es un vagabundo, no ha visto la insurrección de las máquinas pero no puede huir de la misma. Lás máquinas vuelven a enviar a otro exterminador, Terminatrix (Kristanna Loken), similar al T-1000 pero mucho más desarrollada e incluso capaz de controlar otras máquinas. La resistencia vuelve a enviar el modelo de Schwarzenegger y tendrá como objetivo salvar a John y a su futura mujer Katherine Brewster (Claire Danes). Linda Hamilton tampoco repitió su papel, no le gustaba el papel que le daban y a consecuencia de ello dieron por muerta a Sarah Connor. De los pocos momentos buenos de la película es la autoparodia de Schwarzenegger (y es una pena que eliminaran otra). Este fue su último papel, pues actualmente es el gobernador de California.

Entre las últimas secuelas se ha presentado una teleserie bastante digna, Terminator: The Sarah Connor Chronicles, la cual rechaza la tercera entrega y comienza donde terminó la segunda, cuando dan un salto en el tiempo hasta el 2007 Sarah (Lena Headey) y John (Thomas Dekker) para destruir a Skynet antes de que sea operativo. Les protegerá Cameron (Summer Glau), extraño modelo de Terminator que parece muy avanzado. Se han hecho dos temporadas y aparentemente la Warner ha anunciado que no seguirá emitiéndola, lo cual ha hecho que surja en EEUU una campaña para salvar la serie.

Christian Bale eta Sam Worthington

En 2009 se estrena la cuarta entrega cinematográfica, Terminator Salvation, Dirigida por McG. Ahora estamos en 2018, ya se ha dado la rebelión y las másquinas y los humanos están en plena guerra. John Connor es soldado de la resistencia, tiene una gran reputación entre sus seguidores pues él sabía lo que iban a hacer las máquinas. Pero este no es exactamente el futuro que le enseñó su madre. El papel de Connor lo hace Christian Bale, el heroe cinematográfico de moda (es el actual Batman).

En su camino se cruzará con un extraño personaje, Marcus Wright, cuyo último recuerdo es el de estar en el corredor de la muerte en 2003. Se encuentra con el joven Kyle Reese (Anton Yelchin) y John no sabe que pensar de él, pues no sabe si viene del futuro o del pasado. Sin embargo, sabe que debe hacer algo, pues el actual objetivo principal de las máquinas es el propio Kyle Reese.

La película tiene mucha pirotecnia y refleja los primeros pasos de la guerra (como son los primeros modelos de Terminator que Kyle le describe a Sarah en la primera entrega). Pero poco más. De lo mejorcito es que destaca más la historia de Marcus Wright sobre la de John, llegando a emocionar, y el guiño sorpresa a la primera parte (que no desvelaré). Y ya está.



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: