AbainGoardia











{2010/11/02}   Hell Division y Tragedy, Putzuzulo Gaztetxea, 18-10-2010

Putzuzulo Gaztetxea

18-10-2010

Hell Division + Tragedy

Llegó el momento que muchos oyentes llevábamos esperando, el día en que los norteamericanos Tragedy viniesen a tocar entre nosotros, y casi puede decirse que muchos nos mentalizamos e incluso algunos se “acicalaron” para ello. Quien nos iba a decir a todos que la noche acabaría de un modo bien distinto.

A eso de las nueve pasadas comenzaron los donostiarras Hell Division. Un sonido muy oscuro, si bien ahondan en sonidos crust, podríamos englobarlos entre los que siguen la línea de sonido más metalero, frente a los que llevan la vena más punk. Instrumentalmente me gustaron bastante, eran muy compactos y bastante bestias. El cantante sin embargo no me gustó tanto, no se si sería que no había calentado suficiente la voz, pero en lugar de salir con una voz totalmente gutural o chillona, fue algo que estaba a medio camino y no me terminó de convencer. Se valió de un pedal delay para hacer efectos de eco en la voz, y si bien inicialmente el resultado era poco convincente para mi gusto, debo reconocer que en general, a medida que avanzaba el concierto la cosa fue mejorando terminando de dar un resultado agradable.

Después llegó el turno de Tragedy. Han logrado generar muchos seguidores con esa renovación del sonido crust que impulsaron con tres pedazo de discos (Tragedy, la joya Vengeance y la correcta Nerve Damage) y, si la memoria no me falla, dos singles (uno de ellos compartido con Totalitar), y que estaba ansiosa por verlos tocar. No puedo decir con seguridad cuantos éramos, siempre he sido muy malo para hacer cálculos superficiales en sitios cerrados y oscuros como el de la sala del Gaztetxe de Zarautz (y en sitios amplios es aún peor). Podíamos ser unas trescientas personas. Algunos dicen que podíamos ser unos cuantos más, y venidos de muchos sitios para ser un lunes (¡al parecer había incluso sevillanos que vinieron a seguir la gira!).

La actuación del cuarteto de Portland puede resumirse en dos partes. La primera es el concierto en sí. Hicieron varios temazos de los tres discos (la mayoría que reconocí eran de Vengeance), la primera canción del single en solitario y un tema muy bueno, rítmico, que a varios nos sonó muy Motörhead (¿una nueva canción?). Fue una actuación realmente buena, en directo demostraron que no había adornos extra en los discos, que transmiten exactamente lo mismo, sin perder un gramo de fuerza, y el público lo disfrutó totalmente, bailando moshes y demás en primera fila y los que conocían las letras las gritaron (como fue con The Hunger). A mi me atrajo ver cómo reivindicaban a través de pegatinas y camisetas su procedencia de la escena Hardcore-Punk, cuando podía parecer más metal, pues hay había un montón de bandas: GISM, Wretched, Post-Regiment…

La segunda parte, la peor, llegó demasiado deprisa. Tras unas ocho canciones, al de unos treinta minutos, dejan de tocar. Todos pensamos que era el típico descanso y que harían bises, pero no. Nadie se movía del lugar y no tenían escape posible, pues tenían que pasar entre el público. Mientras que el baterista tomaba aire con un ventilador, el resto amagaba con desmontar. La gente comenzó a pitar, a gritar. El baterista se dio cuenta y trató de convencer al resto de volver a tocar. Y casi lo consiguió, pues los dos cantantes llegaron a encender de nuevo sus amplificadores. Pero el segundo guitarrista, en tanto discutían del asunto, siguió desmontando a la chita callando y finalmente les acabó mirando con una cara tipo “¿pretendéis que vuelva a montar todo esto?”. Y así acabó el concierto a los treinta minutos. Maitena y yo nos marchamos de allí a las once de la noche. Antes pudimos ver como les lanzaban algún objeto. La actitud de la banda fuer vergonzosa, como algunos se lo reprocharían después, y mucha gente, viendo que ya no era posible reclamar el dinero de la entrada, optó por hacérselo pagar de otra forma, la misma que hubiese hecho yo de no haberme comprado las camisetas antes del concierto: no comprándoles nada. Los colegas me dijeron que apenas vendieron nada después de su actuación, y que seguramente fue por su obrar.



El cantante de Hell Division says:

Si cantara de forma gutural o chillona seria un grupo mas de tantos que se pueden ver por aqui.



abaingoardia says:

Aupa,
Si he ofendido, no era mi intención. Evidentemente, del mismo modo que cada cual tiene su forma de hacer las cosas en la vida (el curro, sus relaciones, la forma de utilizar los medios que dispone), cada opinión es un mundo. Lo que quise decir fue que al principio no me convencía, como tu mismo dices, con esa música me esperaba exactamente lo mismo que ofrecen muchas otras bandas. Al ser algo distinto, me quedé pensando si realmente era así o lo típico, yo cuando tocaba también tenía días que empezaba de culo y acababa mejor. Como he dicho, al final me gustó más, al punto que, no había dicho, me pillé el single.
Lo dicho, si te ha sentado mal, no era mi intención. No es de Hell Division ni de un miembro del mismo de quien salí disgustado aquella noche.



El cantante de Hell Division says:

No te preocupes, nadie te quemara en la plaza del pueblo. De todos modos dentro del escenario no se oia absolutamente nada la voz, no tenia ni idea como lo estaba haciendo, quizas lo hice mal no lo se.

Respecto a Tragedy tocaron 11 temas en 35 minutos cronometrados(no 20 como se dice por hay) Yo siempre he sido partidario de que las bandas de HC toquen poco, pero si es cierto que esa noche nos mereciamos almenos uno o dos bises. Con poco mas la gente se hubiera ido bien contenta a sus casas, aunque estoy seguro que si hubieran tocado una hora a mas de uno todavia le sabria a poco. Tragedy son buenos amigos desde hace años, no son unos rockstars o algo asi, si lo fueran no tocarian en squats a puerta cobrando 4 euros la entrada, pedirian hotel, no funcionan por agencia ni manager…son gente muy sencilla y agradecida. Hable con ellos del tema que tanto irrito a la gente (con razon) y Janick (guitarra) me dijo que todo el concierto habia estado muy rallado con el sonido, ya que dentro era una bola de ruido y la voz no se oia absolutamente nada, por ello no queria tocar mas temas. El tenia en la cabeza que el concierto estaba siendo un desastre sonoro, y eso es algo que a el le gusta cuidar al milimetro. De todos modos es cierto que tocando tan solo un tema mas la noche terminaria de otra manera (como fue en Zaragoza por ejemplo, que fue perfecto).

saludos



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: