AbainGoardia











{2010/12/26}   Tron: Legacy

Tron: Legacy (2010)

Director: Joseph Kosinski

Intérpretes: Jeff Bridges, Garrett Hedlund, Olivia Wilde, Michael Sheen, Bruce Boxleitner y James Frain.

Guión: Adam Horowitz, Richard Jefferies, Edward Kitsis, Brian Klugman, Steven Lisberger y Lee Sternthal.

 

Mientras que la compañía Disney sigue proporcionándonos películas animadas o de carne y hueso con su habitual discurso retrógrado, en esta ocasión le da la venada de recuperar una de las escasas películas de culto de las que posee para hacerle una secuela veintiocho años después.

Tron fue una película audaz en su época, que versaba sobre las conexiones entre el mundo real y un mundo virtual electrónico e informático que en ese momento estaba en pleno desarrollo meteórico, donde los euskaldunes podíamos sentir cierto guiño hacia nosotros. ¿Acaso el juego de eliminación de contrincantes con los discos, por la técnica de lanzamiento, los rebotes en las paredes, no son una clara copia de los juegos de pelota o cesta-punta?

Lo dicho, Tron: Legacy viene de vuelta con el evidente salto adelante de la fórmula original, no solo por el desarrollo del propio mundo virtual en el que fluye la película, sino porque las animaciones técnicas han evolucionado una barbaridad en estos treinta años, y clara muestra son las imágenes.

Jeff Bridges vs. Jeff Bridges

Se mantienen unas pocas cosas de la película original. La más destacada es la presencia de Jeff Bridges, quien además de repetir el papel de Kevin Flynn, destaca por su doble papel gracias a los efectos digitales actuales, con lo que actúa encarnando al villano… ¡con el mismo aspecto que tenía hace treinta años!

Estas cosas, la caracterización andrógina de Michael Sheen y la banda sonora del grupo Daft Punk (especialmente las canciones más electrónicas) son lo más destacable de la película. A partir de ahí, muchas debilidades en la trama.

Kevin Flynn (Jeff Bridges) está obsesionado con la búsqueda de la perfección de su sistema operativo, buscando una verdadera revolución del mundo digital que pueda ser transportable al mundo real. Pero un día desaparece.

Veinte años después su hijo Sam (Garrett Hedlund) es el accionista mayoritario de la compañía Encom que dirigía su padre, pero no le interesa, pues no tiene más que un atajo de buitres acaparadores de dinero, salvo al viejo amigo de Kevin, Allan (el creador del programa Tron). Allan recibe un mensaje de Kevin, pidiendo que vaya a su viejo sala de juegos recreativos. Sam irá allí y un rayo láser lo transportará al mundo virtual.

Allí lo recibe CLU (la Unidad Lógica que tiene el aspecto del joven Kevin), quien quiere llegar hasta su padre y después destruirlos, para obtener su disco de información y penetrar con el en el mundo real.

A partir de ahí veremos un espectáculo infográfico, juegos de discos y motos actualizados, el tren que circula por el haz de luz … la familia Flynn se reencontrará gracias a la bella Iso discípula de Kevin Quorra (Olivia Wilde), quien salvará la vida de Sam. Toda una montaña rusa hasta el final, donde recibiremos una descarga de emociones en poco contenido.

Podría haber sido una buena película, pero no pasa de divertimento, y gracias a los numéricamente escasos aspectos arriba mencionados.



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: