AbainGoardia











{2011/06/13}   Harto de todo

Harto de todo

Historia oral del punk en la ciudad de Barcelona 1979-1987

Jordi Llansamá

ISBN 978-84-614-6787-7

632 páginas

Abril de 2011

Bcore Disc

 

Por una vez la moda del revival (al cual tarde o temprano le tendrá que llegar, como toda burbuja, la hora de reventar) nos trae algo distinto a una enésima reedición.

Bcore Disc, el sello discográfico independiente de Barcelona con veinte años recién cumplidos a sus espaldas, publica este su primer libro, firmado por uno de los promotores del propio sello, Jordi Llansamá.

La estructura de la obra es sencilla, lo cual no quiere decir que no requiera de un trabajo que realizar. Como sugiere el propio subtítulo, es una enumeración de entrevistas realizadas a las diferentes protagonistas de la escena Hardcore-Punk de la ciudad condal en los años 80. En ella encontraremos, cómo no, a las bandas más conocidas de Barcelona (salvo La Banda Trapera del Río y Desechables, y que explican la razón de no incluirlas): Ultimo Resorte, Frenopaticss, Attak, Shit S.A., Kangrena, Decibelios, Sentido Común, GRB, L’Odi Social, Subterranean Kids, Anti/Dogmatikss, Skatalá, HHH y Monstruación. Algunas de ellas (como Frenopaticss, Attak o Shit S.A.) apenas han sido reconocidas por su discografía, ya que prácticamente carecieron de ellas hasta hace bien poco (Bcore ha reeditado en los últimos dos años material de ellos como el recopilatorio Nacido para estorbar con temas de Frenopaticss, Attak, Sentido Común, Kangrena y Código Neurótico, o el CD con material de Shit S.A.), pero tuvieron mucha influencia en las bandas y gente de la escena.

La mayoría de las entrevistas tienen el mismo guión, “Raíces”, las bandas de cada una de las personas entrevistadas, “Del punk al hardcore” y “Drogas”. En unos pocos casos varía el patrón, condicionado por lo que cuenta el entrevistado.

En muchos de los casos veremos esos inicios en los que la efervescencia del punk se mezcló con la de unos años en los que el estado español se abría en muchos sentidos (salvo el político) a los aires nuevos que el viciado hedor franquista había impedido entrar en buena medida. Es así como vemos cosas como cuando te cuentan los viajes que hacían para ir de concierto en concierto, cómo empezaron a crearse ellos mismos su propia estética (muchas repiten que en su día no existían tiendas de ropa punk, que o se iban a Londres a comprarla o debían hacérsela ellos mismos), y en cuanto a drogas cómo se ponían hasta las trancas de anfetaminas con recetas falsas en las farmacias hasta que la cosa cambió.

La referencia a Euskal Herria sale en tres ocasiones y lamentablemente una de ellas es en el apartado de drogas, cuando Kike, guitarra de Kangrena (quien moriría entre la entrevista y la publicación del libro), menciona que su primer chute de heroína se lo puso Mahoma y le sujetaba el brazo Yul (cantante y guitarrista de RIP, respectivamente).

Muchas veces se ve que los entrevistados hacen lo que haría cualquier otra persona que ha vivido una experiencia y la cuenta tiempo después, es decir, que parece que te cuenten las batallitas del abuelo. Es una pena, pues me esperaba más cosas, especialmente en cuanto a lo político, pues al fin y al cabo Barcelona fue de las pioneras en cuanto al movimiento de ocupación en el estado español (creo que un poquito antes que aquí) y se cuenta poco al respecto, algunas veces de pasada, y creo que lo mencionan sobretodo L’Odi Social y Monstruación. Aunque también salen cosas interesantes. Hay una gran frase de Saina, batería de L’Odi Social, todo un torpedo en la línea de flotación del revival: “Es una putada que toda esta movida tan interesante que se hizo en los ochenta se haya convertido en un mero mercadillo”. La otra gran intervención es la de Pá, una de las primeras punks, que trajo mucho material de sus viajes a Londres y Holanda, de las primeras que marcaron con su estética y, también, hermana mayor de Boliche (batería de Subterranean Kids). Explica brillantemente el sentido del Do It Yourself (Hazlo Tu Mismo), el cómo hacerlo… Es con ese espíritu con el que ayudó a Subterranean Kids, prestándoles dinero para sacarse su primer disco (Los ojos de la víctima) bajo el nombre del sello Patizambo Records, explica cómo les respondía los correos internacionales… y se lleva un chasco, como dice ella, cuando tras dos años tratando de explicarles el sentido de la autogestión, lo primero que hacen es coger un mánager. Ella también deja un extracto muy bueno: “Para mí, más grave que la heroína ha sido que todo se ha convertido en una moda, acabar haciendo lo que hacías por convicción simplemente por dinero, renegar de tus principios. Casi siento más tristeza por un amigo vendido que por un amigo muerto. Sigo pensando que el movimiento musical estuvo muy bien porque alucinó a mucha gente, nos lo pasamos muy bien y descubrimos muchas cosas juntos. Pero hago hincapié en que la música era la representación cultural de algo que era social y que estaba pasando de verdad, la disconformidad con todo lo que te estaba tocando vivir: la sociedad de españolitos, el tabú sexual y la represión que existía […]”.

Libro ameno, entretenido y que te hará pasar un buen rato. Destacable el diseño, como nos acostumbra Bcore muy cuidado y que, además de las entrevistas, nos muestra muchísimas fotografías, muchas de ellas inéditas, y secciones de recortes de prensa y fanzines, flyers y carteles, discografía y más.



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: