AbainGoardia











{2011/06/24}   Traficantes de informacion

Traficantes de información

La historia oculta de los grupos de comunicación españoles

Pascual Serrano

ISBN 978-84-96797-50-5

336 páginas

Noviembre de 2010

Foca (Ediciones Akal)

 

El papel de los medios de comunicación se ha demostrado importante en la Historia. Somos conocedores de qué son capaces con su poder. Hay muchísimos ejemplos. Aquí pudimos verlo perfectamente tras los atentados del 11 de marzo de 2004. Quienes en ese preciso momento nos encontrábamos en el extranjero (y quienes tiraron de Internet para obtener información) pudimos ver que mientras que fuera se explicaban los atentados exactamente como fueron, los medios españoles tardaron dos días en salir del efecto lobotomizador del “ha sido ETA” (a excepción de unos pocos que incluso se aplicaron a sí mismos la lobotomía).

¿Pero sabemos quienes están detrás de estos medios? ¿Cuáles son sus nombres y apellidos? ¿Qué clase de negocios lideran? ¿Qué actitud tienen hacia sus propios trabajadores?

Pascual Serrano es una de esas voces claras y discordantes del Estado español que abogan por un verdadero periodismo independiente y quien más ha versado sobre la desinformación que padecemos (ha dejado numerosos e interesantísimos escritos: Desinformación, cómo los medios ocultan el mundo; El periodismo es noticia…). Esta vez ha querido resolver las dudas anteriormente citadas y ha realizado una verdadera labor de periodismo de investigación entorno a los dueños de la propia profesión.

Realiza un análisis de los grupos de comunicación más importantes del Estado, como son Prisa, Unidad Editorial, Vocento, Mediapro, Godó, COPE, Telecinco, Intereconomía… Y no se salva ni uno.

Enontramos un despiadado repaso a la Historia recordando ciertos hechos que suelen querer obviarse. Algo que, por ejemplo, sabemos muchos en Bizkaia, es que uno de los buques insignia de Vocento, El Correo Español, no cumplía el pasado 2010 su primer centenario, pues fue abierto en julio de 1937, a la entrada de las tropas franquistas a Bilbo, que su subtítulo era Diario de Falange Tradicionalista y de las JONS, y que era el diario El Pueblo Vasco, obligado por las autoridades franquistas a fusionarse con el primero, el fundado en 1910.

O como el Grupo Godó, propietario de La Vanguardia, lo llamó durante mucho tiempo La Vanguardia Española, condición impuesta por los vencedores franquistas para que recuperaran el control del periódico requisado por la III República, y como en agradecimiento, fueron de los más fervientes defensores del régimen franquista.

O cómo La Razón publicó una esquela en memoria de Irma Ilse Ida Greseren, supervisora de 22 años de las SS de los campos de concentración de Auschwitz, Ravensbruck y Bergen-Belsen, que ayudó al doctor Josef Mengele, y que fue sentenciada a pena de muerte por crímenes de guerra.

O recordar el papel del presidente de Sogecable, del grupo Prisa, Rodolfo Martín Villa, en la matanza del 3 de marzo de 1976 en Gasteiz, ese mismo que soltó aquella gran perla siendo ministro de Interior de la UCD, cuando ETA estaba actuando contundentemente: “Las acciones serán respondidas a razón de dos a uno”. Y todos sabemos lo que hubo en aquella época (Legionarios de Cristo Rey, AAA, BVE…).

Podremos ver las prácticas empresariales de cada cual, como las de El Mundo, donde los trabajadores con acciones fueron empujados a venderlas a una empresa (propiedad de Pedro J. Ramírez) por primas del 200%, sabiendo que casi inmediatamente iba a poder venderlas al 500%.

Veremos que mientras que cientos de trabajadores de Antena 3 eran detenidos durante una huelga, Matías Prats trató de aparentar absoluta normalidad en los informativos…

Y podremos ver en el caso de Telecinco la trayectoria del impresentable de Silvio Berlusconi y sus probables vínculos con la mafia.

De lectura rápida, se hace realmente interesante la misma para comprobar como mientras que nos cuentan auténticas tonterías, ocultan las salvajadas que cometen empresas y multinacionales (¡oh, qué casualidad! son dueñas de muchos de estos grupos) por doquier en nuestra absoluta ignorancia.

Num.1, 1937-07-06



Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

et cetera
%d bloggers like this: