AbainGoardia











Norte Apache “Quilombo”

CD, 2011

Musikherria

 

Se acaba el 2011. Lo que para mí ha sido prácticamente un total annus horribilis pasa y espero que toque a su fin definitivo y que las cosas cambien radicalmente a partir de ahora, o de aquí a muy poco. Pero no todo es frustración o depresión. Sin ir muy lejos, musicalmente podríamos decir que la música vasca nos ha dejado muy buenos momentos, como la alegría personal de escuchar el nuevo trabajo de Izate. Willis Drummond nos ha dejado unos grandiosos Istanteak (instantes), que si no se quedan en la retina como las mejores del 2011, estarán entre ellas, y aún tendremos que esperar a que Lisabö tenga a bien permitirnos escuchar ese nuevo disco que han retirado temporalmente de circulación para ser reimpreso y poder deleitarnos con lo que presuponemos será otro glorioso momento (para la edición en vinilo aún tendremos que esperar nada menos que hasta febrero).

Pero hay otros cuantos discos no tan conocidos que, en caso de ser escuchados en lugar de las toneladas de basura que a diario emiten en las radiofórnulas (vascas), recibirían el reconocimiento que se merecen. Entre ellos destacaremos esta vez a la nueva generación que le ha dado un nuevo soplo al rap vasco, entre quienes destacamos bandas como FDLN y, especialmente, 121 Krew y Norte Apache.

Norte Apache tiene poco bagaje discográfico, tres de años nada más, pero tiene un recorrido mayor, pero en este trienio han publicado a razón de disco por año, el primero fue Hesiaren beste aldean (Al otro lado del a alambrada), la sesión en directo de un concierto en 2010 en París (que regalaban al comprarte su camiseta), y el actual Quilombo.

Quilombo es un pedazo de disco sobresaliente. Y punto. Con esta aseveración podría, como diría aquel, cerrar esta reseña y fumarme un puro. Pero es necesario decir algo para atraer a la gente a su escucha.

El álbum posee la perfecta combinación de lo que un disco de rap necesita: una potente y sólida base rítmica, que nos deleita con muy buenos momentos in crescendo, otros más relajados; y unas voces tan bien insertadas como compenetradas que nos deleitan con magníficas letras. Solo le pongo una única pega, y es que siendo dos MCs, la omnipresencia de uno de ellos es incluso exagerada, dejando al otro cantante, no ya en un segundo plano, sino más bien en un sexto. Se agradecería una mayor alternancia entre ambos. Y hasta ahí mi única reticencia.

La letras son brillantes. No encontramos por ninguna parte el discurso prepotente de muchos otros raperos, única y exclusivamente denuncia, “Gurea da geroa” (El futuro es nuestro) es un mensaje en clave positiva para la juventud represaliada y explotada; con la canción “Azal gorriak” (Pieles rojas), trayendo a la memoria el sufrimiento de los pueblos nativos americanos, llaman a la resistencia de los pueblos oprimidos de hoy día (incluyendo nuestros territorios vascos) y es uno de los temas más brillantes, donde la primera colaboración de la bertsolari Miren Amuriza, reivindicando esa no tan lejana conexión entre MCs y bertsolaris, es un punto a favor del tema, cuya melodiosa voz produce un efecto hipnótico que te deja la piel de gallina. “Fenix” podría pasar por el tema más poético. “Eskaera eta eskaintza” (La oferta y la demanda) es otro de los singles del álbum, hasta el punto de tener el honor de ser el tema que abre el exitoso recopilatorio Rap Herria publicado por la radio Info Zazpi Irratia, un grito contra el consumismo. “Alza tu voz”, único tema en castellano, es un mensaje solidario con el pueblo de Nicaragua y otras regiones latinoamericanas, donde hallamos la segunda colaboración de Miren Amuriza. “Ilargi bakarra” (Una única luna) es otro tema relajado, donde la penetrante voz de Aiora, vocalista de Zea Mays entra directa hasta el cerebelo. “Egiaren apologia” (Apología de la verdad) es una canción que comienza a mala ostia, con una de las declaraciones del cacique de Bilbao Iñaki Azkuna contra el demolido Gaztetxe de Kukutza (hace muy poco, este populista demagogo nos deleitaba con otra de sus declaraciones dirigidas a su público: “Me quedo hasta el final. Como el Séptimo de Caballería”. Como parece que a este hombre le van las comparaciones con asesinos colonialistas, yo desde aquí le deseo un destino similar al de los hombre de El Álamo), y en ella nos encontramos unos brillantes ritmos acompañados de la colaboración Endika, uno de los MCs de 121 Krew. “Nire aitaren etxea” (La casa de mi padre) es la única letra que no han compuesto, pues es la adaptación musical del famoso poema del mismo nombre del gran Gabriel Aresti. El disco se cierra con “AHTrik ez!” (No al TAV), el título lo dice todo. Este tema cierra la lista de colaboraciones con otro de los MCs de MAK.

¿Necesitáis aún más razones, después de los explicados y lo que habéis podido escuchar, para prestarle atención a este disco? Bueno, os daré dos razones más: la primera es que con este disco no sentiréis de que os están sacando los cuartos, como puede ocurrir con el disco “Haria” de Berri Txarrak (para quien no conozca el dato, que vaya a una tienda a preguntar por el precio del CD y/o del vinilo de Berri Txarrak), el disco de Norte Apache vale solo cinco euros. ¡¡¡Cinco miserables euros!!!

¿Otra razón? Si aún eres lo suficientemente rata para no soltar cinco euros, vete a su página y descárgatelo gratis: www.norte-apache.blogspot.com

Venga, va, id rápido a hacer caso del último consejo del año, que va a merecer la pena.



Norte Apache “Quilombo”

CD, 2011

Musikherria

 

2011 amaitzen da. Niretzat ia erabatekoa izan den annus horribilis pasatzen ari da eta itxaron dezakedan gauza bakarra da gauzak aldatzea hemendik aurrera. Baina dena ez da ere atsekabea. Musikalki gure euskal lurraldeek proposamen dotoreak aurkeztu dizkigute, gogoan dut zein atseginez izan nuen Izateren disko berriaren berri. Willis Drummondek Istante bikain batzuk utzi dizkigute, 2011ko onenen artean uzten dituztenak eta oraindik zain izan beharko dugu ea Lisabök erabakitzen duen beren disko berria berriro kaleratu fite (Durangoko Azokarako irten zen, baina inprimategiko lanarekin pozik ez eta berriz egin dezaten eskatu dute, hortik diskoa dendetan ez izatea; biniloarentzat Otsaila arte itxaron beharko dugu) urteko disko bezala izenda daitekeenetz.

Baina badira beste disko oso on batzuk entzunagoak izango balira, (euskal) radioformuletako zabor toneladen beharrean, merezi duten onespena jasoko luketenak. Eta horien tartean aipatu beharrezkoak dira euskal rapari arnas freskoa eman dion belaunaldi berria, non aipatu behar diren, beste askoren artean, FDLN eta, bereziki, 121 Krew eta Norte Apache.

Norte Apachek ez du diskografikoki denbora asko, hiru urte besterik ez, baina aurretik beren ibilbidea izan dute, eta hiru urte diskografiko hauetan disko bana kaleratu dute, aurkezpena izan zen Hesiaren beste aldean, 2010an Parisen emandako zuzenekoaren saioa (taldearen kamisetarekin oparitzen zutena), eta oraingo Quilombo.

Quilombo kriston disko puzka bat da. Punto. Horrekin amai nezake aipamena eta ez nuke ezer esaten ahantziko. Baina beharrezkoa da arrazoitzea eta jendea diskoarengana erakartzea.

Diskoak rapak behar dituen bi nahasturak egiten ditu perfektuki, ezer ahantzi gabe: oinarri erritmiko sendo eta indartsuak, in crescendo une gogoangarriak sortzen dituztenak, pausatzeko beta ematen dituzten beste hainbat erritmo; eta ahots ongi txertatuak eta hitz bikainak. Jar diezaiokedan gabezi bakarra da bi MC izanik, bakarrak duela ia erabateko presentzia, besteak, bigarren planoan baino, seigarrenean dela ematen du. Bien arteko alternantzia gehiago eskertuko litzateke. Eta horra jartzen diodan gabezi bakarra.

Hitzak bikainak dira. Ez duzu raperoen harropuzkeriarik topatuko, aurkituko duzun gauza bakarra salaketa hutsa da, “Gurea da geroa” kantuak errepresioak eta esplotazioak zanpaturiko gazteei dei baikorra egiten die, “Azal gorriak” kantuaren bitartez, indio amerikarren sufrimendua gogora ekarriz, herri zanpatuei (tartean gure euskal lurraldeak) eustera animatzen die eta diskoko kantu biribilenetakoa dugu, non Miren Amuriza bertsolariaren lehen kolaborazioa entzuten dugun, MC eta bertsolarien lotura ez hain urrunaren aldarrian, eta bere ahots gozoarekin une hipnotiko bat sortuz, oilo-ipurdia uzten duena. “Fenix” izan liteke abesti guztien artean poetikoena. “Eskaera eta eskaintza” diskoaren beste singleetako bat da, zeina dagoeneko erabili duen Info Zazpi Irratiak non eta harrera oso ona izaten ari den Rap Herria bildumaren lehen kantu bezala, eta bertan kontsumismoaren oinarriak astintzen dira. “Alza tu voz”, diskoko gaztelerazko kantu bakarra da, eta bertan Nikaragua eta latinoamerikar herrienganako elkartasuna luzatzen dute, Miren Amurizaren bigarren kolaborazio batekin. “Ilargi bakarra” beste abesti lasaia dugu, Zea Mays taldeko abeslari Aioraren ahots indartsua burmuinean sartzen diguna. “Egiaren apologia” kantua ostia txarrez hasten da, Bilboko jauntxo Iñaki Azkuna madarikatuak Kukutza Gaztetxea zenaren inguruan egindako adierazpen batekin (orain gutxi, politiko demagogo populista honek bere zaletuei zuzenduriko beste esaldi bat esan zuen: “Azken egunera arte izango naiz. Zalduneriako Zazpigarrenekoak bezala”. Nola gustatzen zaizkion zapaltzaile kolonialistekiko konparaketak, nik hemendik desiratzen diot El Alamoko gizonen patu bera), eta bertan 121 Krew taldeko Endika aurkituko dugu beste kantu handi batetan. “Nire aitaren etxea” idatzi ez duten abesti bakarra da, Gabriel Aresti handiaren izen bereko olerkiaren gainean sortutako oinarri erritmiko bikaina topatuko dugu. Eta diskoa “AHTrik ez!” kantuak ixten du (uste dut izenburua oso argia dela). Kantu honek kolaborazioen zerrenda ixten du, MAK taldeko abeslariaren parte hartzearekin.

Beharrezkoak dira arrazoi gehiago disko entzuteko behin azaldu eta entzun ahal izan duzuena entzunda? Beno, bi arrazoi gehiago emango dizkizue: diskoa erosiz gero inork ez dizue iruzurrik eginen, Berri Txarraken “Haria” diskoarekin gertatzen den bezala (oraindik ez dakienarentzat, CD edo biniloak zenbat balio duten galdetzera joatea gonbidatzen diot), Norte Apacheren disko bikain honek 5 euro besterik ez baitu balio eta. Bost euro ziztrin!!!

Bigarren arrazoi bat? Zuhurra izan eta bost euroak gastatu nahi ez badituzu, aski duzu haien web orrira joan eta disko osoa doan deskargatzea: www.norte-apache.blogspot.com

Ale, agudo, zoazte fite urteko azken aholku honi kasu egitera!



La sombra de Axular y otros relatos

Marc Légasse

ISBN 978-84-7148-524-3

144 páginas

Noviembre de 2011

Txertoa

 

Marc Légasse es todo un referente en el entorno del nacionalismo vasco, especialmente el del sector más alternativo y menos ligado a los clichés y ortodoxias más cuadriculadas. Anarquista y vasco, fue un incansable defensor de ambas cuestiones como las dos caras de una misma moneda, y fue así que no vio incoherente presentarse repetidas veces como candidato en el nombre de los derechos de los vascos de Ipar Euskal Herria, ni el haber redactado el primer proyecto de autonomía para las tres provincias de Iparralde presentada en el Congreso francés a través del diputado democristiano Jean Etcheverry-Ainchart. Su militancia le llevaría a luchar contra el fascismo y, después, luchar contra la misma nueva Francia para reivindicar los derechos de los vascos, lo que le costaría incluso condenas de cárcel por subversión. Acogería en su casa a miembros del Gobierno Vasco en el exilio, los mismos de los que se siente desencantado tan pronto como lo rechazan por consternar con su proyecto de autonomía a los aliados que pretendían lograr para derrocar a Franco, si bien no le impediría seguir recibiéndolos en su casa. Pasarán años hasta que vuelva a brillar la ilusión en sus ojos ante la nueva hornada de refugiados, estos de la nueva organización ETA, a quienes defendería incansablemente hasta el día de su muerte.

Detrás del entregado militante quedaron muchísimos textos suyos, al refugio de su sombra (nunca mejor traída la expresión). Sin lugar a dudas, su obra más conocida es Las carabinas de Gastibeltza, si bien tiene otras obras de similar popularidad y calidad, como pueden ser el Euskal anarkista baten mintzoa (Palabras de un anarquista vasco), reeditado hace quince años por Likiniano Elkartea, o la célebre Anarkherria, escrita a cuatro manos con el sociólogo militante Jakue Pascual, y que veinticinco años después ha sido reeditada por la editorial Txalaparta, obra que algunos consideran como revisión del Euskal anarkista.

La editorial Txertoa, la misma que acogió las obras de Légasse en sus últimos veinte años de vida, acaba de publicar esta obra con relatos no tan conocidos, o al menos, no tan difundidos como los anteriores, pero que tienen ese espíritu Légasse, y que abre con un bonito prólogo biográfico escrito por el hijo menor de Marc, Perico.

Es la propia La sombra de Axular la que tiene el honor de abrir fuego, escrita a cuatro manos con su hermano Jacques Xanti, muerto en 1944 en Italia luchando contra los nazis, y publicado el mismo año. El cuento narra parcialmente la vida del cura Pedro Aguerre, más conocido como Axular, y autor de Gero, una de las primeras obras maestras escritas en euskara. Parte de la leyenda que sigue su estela, la que cuenta que este cura, para ser docto en teología y el mejor de los curas, decidió tomar clases de religión, junto a un guipuzcoano y un pamplonés, del mejor profesor: el Diablo. Una vez haberles dado todos sus conocimientos exige un pago: alguien debe quedarse con él. El guipuzcoano sale corriendo. El pamplonés le sigue, y para asegurarse de no ser el último, tira a Axular al suelo. Este pálido, se yergue y señalando a su sombra dice: “Quédate con él”. Y el Diablo aceptó, pensando que nadie querría tener un cura sin sombra. Pero en Sara, pueblo labortano acostumbrado al contrabandismo, nadie se extrañó y Axular vivió en paz hasta el día de su muerte. Cuando muere y va al cielo, pide a Dios que libere a su pobre sombra, a lo que termina accediendo, si bien le deja en la Tierra, donde la sombra dedicará la eternidad a defender y consolar a Euskal Herria y sus hijos e hijas ante las penurias que la Historia les ha reservado.

El segundo relato es El poeta que perdió su corona, de 1950. Es el único de los cuatro que ya conocía, pues la propia Txertoa publicó en su día una bella adaptación en euskera realizada por la escritora Itxaro Borda. Esta es una pieza teatral, donde nos encontramos al príncipe de Viana, quien tras la muerte de su madre debía proclamarse rey del Reino de Nafarroa, pero al que su padre usurpa el título. Un grito al amor y a la libertad en medio de las batallas banderizas entre beaumonteses y agramonteses, que en su día me emocionó más al leerlo en euskara.

El tercero es Santxo Azkarra (1955), quien hace una biografía novelada del rey Sancho el Fuerte, el popular monarca enterrado en Orreaga, donde nos cuenta su paso por el emirato de Granada en busca de su amada, en tanto los reinos de Castilla y Aragón se reparten su reino. Debido a una promesa se quedará ayudando al emir de Granada mientras ve perderse su pueblo y, años después, irónicamente, los mismos reinos que diezmaron su territorio vendrán en busca de ayuda para luchar contra el emir granadino en la famosa batalla de Navas de Tolosa.

El último cuento es El rey, el príncipe y la flauta dugu (1956), la cual es, en mi opinión, la más atractiva y la de cariz más libertario junto a La sombra de Axular. Presentada como fábula, nos presenta un reino en una isla, donde el rey padre al morir entrega a sus dos hijos sus dos bienes más preciados: la corona y la flauta. Uno gobernará con la primera y el segundo será músico, pero la corona no puede gobernar sin la flauta. El nuevo rey, aburrido, se marcha en busca de aventuras y cede el mando a su hermano flautista, quien trata de revolucionar la isla con un nuevo gobierno que hará a los pobres ricos, y los ricos, asustados, tratarán de matar al rey. Finalmente, el rey flautista echará al gobierno y no pondrá a nadie en su lugar. Aburrido también, se marchará y dejará al pueblo como único soberano… y les dejará la flauta.

Entretenidas, algunas también algo conmovedoras, leerás en un pis-pas las palabras de este anarquista vasco con una sonrisa en la boca.



La sombra de Axular y otros relatos

Marc Légasse

ISBN 978-84-7148-524-3

144 orrialde

2011ko azaroa

Txertoa

 

Marc Légasse erreferente bat da euskal abertzaletasunaren munduan, bereziki ikuspegi hertsitik aritzen ez garenontzat. Anarkista eta euskalduna, bi sentimenak bateratu nahi izan zituen eta horregatik ez zuen inkoherente ikusten, zenbaitetan hautagai aurkeztu izana Ipar Euskal Herriko eskubideak aldarrikatzeko, ezta Iparraldeko hiru probintzientzako lehen Autonomia proiektua aurkeztu izana Frantziako Kongresuan Jean Etcheverry-Ainchart diputatu demokristauaren babespean. Bere militantziak eraman zuen faxismoaren aurka borrokatzea eta, era berean, faxistak garaitu zituen Frantzia berriaren aurrean desagertzen zen herriaren egoera salatu eta kartzelan amaitzea subertsioagatik. Ihesean zen Eusko Jaurlaritzari babesa eman bere etxean eta hura salatu autonomi proiektua arbuiatzen dutenean Francoren aurkako frontea sortu nahian, haienganako konfiantza galdu (baina bere etxean ongi etorria ematen segituko du) eta urteak itxaron beharko ditu iheslari belaunaldi berri bat topatu eta babesa emateko. ETA erakundearen militante iheslariak dira, eta hauek babestuko ditu bere heriotza heldu arte.

Militante eredugarriaren atzean testu anitz geratu dira, bere biziaren itzal luzearen babesean (ongi ateratzen dut itzalaren kontua). Bere obrarik ezagunena, ezbairik gabe, Gastibeltzaren karabinak dira, baina baditu beste asko esan bezala, aipa ditzakegu Likiniano Elkarteak orain hamabost urte berrargitaratu zuen Euskal anarkista baten mintzoa edo Jakue Pascual soziologo militantearekin idatzi eta, hogeita bost urte berantago, Txalaparta argitaletxeak berrargitaratu duen Anarkherria, aurrekoaren berrikuspentzat hartzen dutena askok.

Txertoa argitaletxeak, Légassen azken hogei urteetan bere konfiantza izan zuen etxe berak, hain ezagunak, edo hein batean ahaztuak geratu ziren lau ipuin bildu ditu obra honetan, non aurkituko dugun lehen gauza da Marcen seme txiki Pericoren testu hunkigarria bere aita zenaren bizi militantea aurkezten.

Liburuari izenburua ematen dion La sombra de Axular ipuinak du irekitzeko ohorea, 1944an Italian nazien kontra borrokan hil zen bere anai Jacques Xantirekin idatzia eta urte berean argitaratua. Ipuinak Pedro Aguerre apaizaren istorioa dakarkigu, Axular bezala ezagun eta Gero, euskarazko lehen maisulanetakoa denaren idazlea. Haren inguruan den kondairatik abiatzen da, zeinak dioen apaiz eta teologo ona izateko, erlijioa irakas zezakeen maisurik onenarengana zuzendu zela gipuzkoar eta iruindar batekin. Irakasle hura Deabrua zen. Irakatsi beharrekoak irakatsita, bere prezioa eskatu zuen: norbait harekin geratu behar zen. Ikarak hartua ihes egin zuen gipuzkoarrak aurrena. Iruindarrak jarraitu zuen, eta ziurtatzeko, Axular bota zuen lurrera. Axular, zurbil, altxatu eta bere itzala seinalatuz esan zuen: “Har ezazu bera”. Eta Deabruak Axularren itzala onartu zuen, pentsatuz inork ez zuela itzalik gabeko apaizik nahi, baina Saran, non kontrabandoetara ohituak diren, ez dute harritua hartzen itzalik gabeko beren apaizagatik. Ipuinak Axularren biografia egin eta kontatzen digu nola, hiltzean, Jainkoari eskatzen dion bere itzala askatu dezan infernutik. Honek onartuko du, baina bizidunen artean utzi eta Euskal Herriaren borrokak eta seme-alabak babestu eta animatuko ditu.

Bigarrena El poeta que perdió su corona dugu, 1950ekoa. Hau da lauren artean ezagutzen nuena aurretik, Txertoak berak argitaratu baitzuen Itxaro Borda idazleak egindako euskarazko moldapen eder batekin. Honakoa antzerki pieza bat bezala aurkezten zaigu, zeinean Vianako printzea den protagonista, Nafarroako Erresumaren errege izan behar zena bere ama hil ondoren, baina haren aitak onartzen ez duena. Beaumondarren eta Agramondarren arteko borroketan giroturiko maitasun eta askatasun deiadarra, emozio gehiago sortu zidan euskaraz irakurri nuenekoan.

Hirugarrena Santxo Azkarra dugu (1955), zeinak Orreagan lurperaturiko errege nafar ospetsuaren biografia bat egiten duen, kontatuz Granadako erresuma musulmandarran izan zenekoan maitasunaren bila, artean Aragoi eta Gaztelako koroek Nafarroa beren artean banatzen zuten artean. Promesa baten medio Granadako emirra laguntzen arituko da bere lurraldea galtzen duen artean eta, urteen ondoren, bere herria banatu duten berak laguntza eske etorriko zaizkio Granadako emirraren kontra borrokatzeko Navas de Tolosako bataila ospetsuan.

Azken ipuina El rey, el príncipe y la flauta dugu (1956), La sombra de Axularekin batera, ene ustez, erakargarrien eta bere izpiritu libertarioa gehiago erakusten duena. Fabula bat bezala aurkeztua, irla batetako erresuma aurkezten du, non errege aita hiltzean bere koroa eta txirula bi semeen artean banatzen dituen. Bata errege izango da eta musikari bestea, baina ezingo da posible izan agindu txirularik gabe. Errege berria laster aspertuko da bere biziaz eta abenturen bila joanen da bere anaia utziz agintean. Hark gauzak iraultzen saiatuko da, gobernu berria jarriz, baina dena ez doa ongi, txiroak zirenak aberats egiten saiatzen da gobernua eta aberatsak izutu eta printzea erailtzen saiatuko dira. Honek azkenik gobernua bota eta ez du beste inor jarriko manatzen. Baina bera ere aspertu eta joango da, herria utziz subirano bakartzat… eta aginte txirula haiei utziz.

Entretenigarriak, hunkigarriak ere batzuk, ziztu batean irakurriko dituzu euskal anarkista honen mintzo hauek irribarre gozo batekin ahoan.



{2011/11/08}   La Gesta traicionada

La Gesta traicionada

Los anarquistas vascos y la Guerra Civil en Euskal Herriak

(Julio 1936 – Junio 1937)

Alfredo Velasco Núñez

ISBN 978-84-615-4020-4

368 páginas

Octubre de 2011

Gatazka Gunea

Son ya varias las publicaciones recientes entorno al anarquismo vasco, cubriendo un espacio que hasta ahora se sentía un tanto desangelado. Ya hicimos en su día un repaso a la obra El hilo negro vasco, del mismo Alfredo Velasco al que haremos referencia a continuación, y recientemente hablamos de Jtxo Estebaranz y su Breve historia del anarquismo vasco.

Si en el anterior volumen trató los primeros algo más de sesenta años de la implantación del anarquismo en nuestras tierras, el nuevo libro de Alfredo Velasco se centra en un único año, ¡pero que año! Se ha escrito muchísimo sobre la Guerra Civil Española, y del intento anarquista de la Revolución Social, pero no ha sido tanto lo que se ha versado del papel de los anarquistas vascos en tan crucial fecha, salvando algunas memorias (como las del imprescindible Manuel Chiapuso entre otras).

Podríamos dividir el libro en dos partes diferenciadas. La primera son 110 páginas separadas entre sí por la otra parte y eje central del libro, y en ella se centra el eje mismo de la guerra, las confrontaciones bélicas y el papel de los militantes y milicias confederales. En ellas podremos ver el destacado papel que tuvieron especialmente en Gipuzkoa (donde sólo en Pasaia contaban con más de 1000 pescadores en el sindicato Avance Marino). Ellos serían los primeros y más prestos haciendo frente al Alzamiento Fascista en la capital donostiarra, los primeros en echarse a la calle, aun a falta de armas para lo que enviarían voluntarios a Eibar a suministrarse, crearían la industria bélica de Tolosaldea, y darían dura resistencia a los fascistas parapetados en los cuarteles de Loiola, el hotel María Cristina y otros puntos cercanos (después se les unirían comunistas y militantes de ANV, en tanto los del PNV quedaron a la expectativa). Se concluye que gracias a ellos en buena medida el pueblo de Donostia salió victorioso ante el Alzamiento.

Pero las mieles de los primeros días se amargarían al poco. Recordemos que al suceder el Alzamiento, e iniciada la guerra, el bando fascista contaba con menos regiones que el bando republicano leal, pero seccionó este bando en dos partes, dejando a las provincias norteñas de Gipuzkoa, Bizkaia, Cantabria y Asturies aisladas del resto. Casi el único punto de suministro de recursos y armamento se volvió la frontera entre Irun y Hendaia, pues el mar pronto sería bloqueado por los sublevados. Debido a ello, el general Mola dirigiría una ofensiva a fin de cortar tal vía de acceso tomando Irun. Los anarquistas dieron una enconada defensa, logrando que las posiciones aguantaran unos dos meses a costa de un gran sacrificio humano, ante la falta de armas. Por desgracia, la defensa tornaría imposible y tienen que batirse en retirada, aplicando la política de tierra quemada e incendiando Irun, de modo que el enemigo no encuentre nada útil a su llegada (lo cual sería objeto de durísimas críticas desde las filas jeltzales). La retirada de Irun precipitaría la caída de Donostia y la llegada masiva de refugiados a Bilbo.

Durante los seis meses de estabilidad en el frente situado en el límite fronterizo de Bizkaia y Gipuzkoa, se crearía la Comunidad Autónoma de Euzkadi, siendo José Antonio Agirre el primer lehendakari, y se formaría el Euzko Gudarostea o ejército vasco, que se nutre, entre otras, de varias milicias anarquistas, surgiendo varios batallones (Bakunin, Celta, Malatesta, Isaac Puente, Sacco y Vanzetti…). Mientras CNT trataría, como ya sucedía en el Govern de Catalunya y en el Gobierno Central trasladado a Valencia, de participar activamente en el Gobierno Vasco, algo que no permitirá Agirre.

Cuando Mola inicia la ofensiva final en el frente del norte, los anarquistas, dirigidos por Agirre, lucharán ferozmente codo con codo con otros compañeros y presentarán resistencia, pero cuando se rompe el Cinturón de Hierro (merced a la traición del arquitecto diseñador del mismo Alejandro Goicoechea, el mismo que años después sería uno de los diseñadores en el franquismo del tren Talgo) huirán camino de Santoña, dejando Bilbo abandonada a su suerte. Veremos también que los anarquistas vascos aguantarían, los que pudieron, claro, hasta el final, pues algunos aún aguantarían hasta la caída final del frente norte en Asturies.

Pero el eje central del libro se encuentra en la segunda parte de laobra. En ella el autor se sumerge en los distintos artículos y editoriales publicados en el periódico CNT del Norte publicado desde diciembre de 1936 hasta el último número del 16 de junio de 1937 tratando de responder la siguiente pregunta: ¿Por qué no hubo conatos de Revolución Social en suelo vasco? A lo largo de los textos podremos observar que los anarquistas vascos se plegaron inmediatamente al llamamiento general de los dirigentes anarquistas centrales de hacer primero la guerra, para efectuar la revolución en segundo término (algo que en otras partes como Barcelona o Aragón les costaría de efectuar, pues muchos anarquistas respondieron afirmando que era posible llevar ambas luchas al mismo tiempo), no hubo intentos serios de transformación efectiva. Entre los textos enumerados por el historiados veremos de un lado que sí versaron sobre muchos conceptos teóricos de la Revolución Social (municipalización, colectivizaciones, individualismo, comités…), mientras que en la práctica no se hizo nada; y por otro observaremos que hubo constantes llamamientos a la militarización tanto de la vanguardia como de la sociedad de retaguardia. Resumiendo, podríamos concluir que los anarquistas vascos, aquejados por la delicadísima situación de su frente, se centraron exclusivamente en la guerra, ya tendrían tiempo, pensaban, una vez ganada la batalla de enfrascarse en su objetivo último.

Esta parte contiene la esencia misma del libro (estamos hablando de dos tercios del mismo), que hará las delicias de los estudiosos de Historia. Para el resto puede suponer mayor problema, pues se hace MUY largo. Cantidad de artículos, a veces confusos pues no se distingue claramente entre el narrador y el artículo en sí, pues, pienso, que para no hacer la lectura tan dolorosa a los ojos como son los artículos de El Correo Español sobre cuestiones abertzales, a fin de eliminar un sinfín de comillas que aparecerían, las elimina pasando los artículos al pasado, y en ocasiones la información es repetitiva.

Debemos decir que tanto la editorial como el escritor han hecho un mayor esfuerzo para culminar una buena presentación, a diferencia de la primera edición de El hilo negro vasco, plagada de numerosos errores tipográficos y de menos conceptos que particularmente no compartimos, esta ha sido mejor cuidada. Es de agradecer que, adiferencia del anterior, mencionen Nafarroa (pese a que cayera inmediatamente junto a Araba, el autor nos explicará de modo escueto el movimiento libertario de los años previos y la feroz represión sufrida por sus militantes).

Pero vuelve a pecar de ciertas carencias, no sabemos si debido a las prisas en algunos casos, y en otros algo más graves. Las que serían más o menos livianas serían ciertos conflictos, como el del nombre en castellano del sindicato ELA, que varía continuamente entre SOV y STV, pensamos, debido a que su nombre original era el de SOV y que en un congreso de 1933 cambió al de ELA-STV, por lo que al ser para ellos tan reciente, los anarquistas en sus artículos lo llamaban como lo conocían. En otras nos encontramos una repeticiones constantes que acaban cansando, que además dejan la duda de si son fruto del autor o de los artículos. Es lo que ocurre con la maldita “España”, palabra que mencionada una o dos veces en un artículo tal vez no se nota, pero cuando lees una sucesión de artículos como este y en cada parrafo/artículo lees mínimo dos veces España durante diez páginas, pues como que acaba cansando.

Luego ya están errores para mi gusto más imperdonables. Nos encontramos con una desafortunada frase, creemos del autor, que reza más o menos “En la guerra se enfrentaron los dos totalitarismos del momento, el fascismo y el comunismo”… ¡Hombre! ¡Hay una diferencia entre el estalinismo y el comunismo! No tienes por qué comulgar con el comunismo (como con otras ideologías), pero ha habido diferentes corrientes y aportaciones dentro del comunismo, estamos de acuerdo aquí en que el estalinismo fue lo peor, pero no tachemos de totalitarismo por ejemplo al comunismo consejista…

Del anexo fotográfico diremos que deberían haber hecho un mayor esfuerzo a la hora de la edición para que resulten tan atractivas como originalmente son las contadas imágenes recopiladas.

En cualquier caso, el libro tiene su interés, tomándoselo con calma, claro.



{2011/11/08}   La Gesta traicionada

La Gesta traicionada

Los anarquistas vascos y la Guerra Civil en Euskal Herriak

(Julio 1936 – Junio 1937)

Alfredo Velasco Núñez

ISBN 978-84-615-4020-4

368 orrialde

2011ko Urria

Gatazka Gunea

 

Dagoeneko zenbait argitarapen kaleratu dira euskal anarkisten inguruan, sentitzen zen hutsune bat betez. Bere unean aipatu genuen, esaterako, segituan mintzagai izango dugun Alfredo Velascoren El hilo negro vasco liburua, eta berriki ere aipatu dugu Jtxo Estebaranz eta bere Breve historia del anarquismo vasco.

Aurreko liburuan euskal anarkismoaren lehen hirurogei urteak aipatzen baditu gutxi gora behera, Alfredo Velascoren liburu berriak urte bakarra aipatzen du, baina a ze urtea! Espainiar Guda Zibilari buruz asko idatzi bada, eta anarkistek egindako Iraultza Sozialaren saiakeraz ere asko ikertu bada ere, ez da horrenbeste aipatu euskal anarkistek hain data erabakigarrian izandako papera, ez badira protagonistek lehen pertsonan idatzitako zenbait memoria (aipagarrienak Manuel Chiapusorenak lirateke).

Liburua bi atal ezberdinetan bana liteke. Lehen atalean, liburuaren ardatz nagusiak erditik banatzen dituen 110 orrialdeetan, borroka beraren gorabeherak ikusi ahalko ditugu, eta bertan ohartuko gara anarkistek ezinbesteko papera jokatu zutela Gipuzkoan bereziki, non militante gehien zituzten (mila militantetik gora zituzten soilik Pasaiako arrantzaleen artean Avance Marino sindikatuan). Faxisten Altxamendua burutu zenean haiek izan ziren kalera ateratzen lehenak eta, armak falta bazituzten ere, segituan antolatu ziren Eibarrera haien bila joateko, Tolosaldean industria belikoa sortzeko, mugan heltzen hasten ziren erreketeei aurre egiteko eta, hiru egunez, ia bakarrik, Donostian bertan Loiolako koartelean, Maria Cristina hotelean eta beste puntutan gotorturiko faxisten kontra borrokatzen (anarkistei lagunduko zieten laster komunistak zein ANVko militanteak, PNVkoak aginduen zain zeuden artean) aritu ziren. Haien prestutasunari esker garaitu zuen Donostiako herriak Altxamendua.

Baina lehen egunetako zapore gozoak segituan desagertzen dira. Gogora dezagun Altxamendua burutzean, bando nazional faxistak alderdi errepublikar leialak baino eremu gutxiago lortu zituela, baina Estatuko Iparraldea isolaturiko utzi zuen, Bizkaia, Gipuzkoa, Kantabria eta Asturies inguratuz. Eremu hura baliabide eta armez hornitzeko puntu ia bakana Irun eta Hendaia arteko muga bilakatu zen, laster itsasontzi faxistek blokeatuko baitzuten itsasoa. Ondorioz, Mola jeneralak zuzenduriko gudaroste eta erreketeek helburutzat hartu zuten Irun hartzea. Haren defentsan anarkistak gogor eta temati arituko ziren, ia bi hilabetez eutsiz bizitza ugari sakrifikatuz, armak eskasak baitziren. Baina, azkenik, faxisten aurreratze etengabea eusteko gaitasunik gabe, atzera egin behar izan zuten Irun eta muga haien eskuetan utziz, aurretik, ezaguna den lur erre edo tierra quemada delako politika jarraituz, herria sutan jarriz haren baliabideez jabetu ez zitezen etsaiak (egundoko kritikak jasoko zituzten jeltzaleen partetik). Irungo atzera egiteak azkartuko zuten Donostiaren erortzea eta errefuxiatu ugarik Bilboko bidea hartuko zuten.

Sei hilabete inguruz frontea egonkortuko zen Bizkaia eta Gipuzkoa arteko mugan eta, bitartean, Euzkadiko Autonomi Erkidegoa sortuko da, Jose Antonio Agirre izanik lehen lehendakaria, eta Euzko Gudarostea sortuko zen, zeina hainbat milizia anarkistetatik elikatu eta, militarizatuak, batailoietan bihurtuko ziren (Bakunin, Celta, Malatesta, Isaac Puente, Sacco y Vanzetti…). Artean CNT ere ahaleginduko zen, Catalunya zein Valentziara mugituriko Gobernu Zentralean bezala, Jaurlaritzan parte hartzen, baina Agirrek ez zien utziko.

Iparreko fronteko behin betiko borroka pizten duenean Molak, anarkistek, Agirreren agindupean, gogor borrokatu eta eusten ahaleginduko dira, baina Burdinezko Lerroa hausten denean (diktadurapean Talgo trenaren sortzaileetako bat izango zen lerroaren diseinatzaile Alejandro Goicoechea injeniariaren traizioari esker) guztiek ihes egin beharko dute Santoña bidean, Bilbo faxisten esku utziz. Ikusi ahalko dugu ere euskal anarkistek Iparreko frontearen amaiera arte egindako erresistentzia, zenbaitzuk Asturieseko porroteraino erresistentzia eman baitzuten.

Baina liburuaren ardatz nagusia erdiko berrehun orrialdeetatik gora aurkituko dugu. Bertan egileak CNT del Norte egunkariak 1936ko abendutik 1937ko ekainaren 16ko azken zenbakiraino argitaraturiko editorial eta artikuluak ikertzen ditu askok egin duten galdera erantzun nahian: Zergatik ez zen Iraultza Sozial saiakerarik izan euskal lurraldeetan? Testuetan ikusi ahalko dugu nola ia garai berean Estatuko anarkista garrantzitsuenek lehenik guda eta ondoren iraultza burutzea aldarrikatzen zutenean (denbora emango ziena zenbaitzuk temati aldarrikatu baitzuten biak une berean egin zitezkeela), hemen esan zela, baina aurrera eraman behar izan ez zela, saiakera seriorik egin ez zelako. Egileak aipaturiko testuen artean ikusi ahalko ditugu Iraultza Sozialaren inguruko kontzeptu teoriko ugari (munizipalizazioak, kolektibizazioak, indibidualismoa, komiteak…), praktikan ezer bultzatu ez zelako; eta bestetik abangoardian zein atzeguardian jendea militarizatu eta gudaren inguruan antolatzeko deiak aurkituko ditugu. Laburbilduz, gudak iraultza gogoak zanpatu zuen sortu baino lehen, Iparreko frontearen egoera makalak behartua, pentsa liteke.

Zati hau da liburuaren mamia (bi heren inguru suposatzen du), eta Historia ikerlarientzat gozagarri egingo da. Arazo gehiago suposa dezake gainontzekoentzat, interesgarri izan daiteke, baina bestetik OSO luzea egin daiteke. Informazio piloa da, sarritan nahasi egiten dira narratzailearen eta artikuluen testuak, iraganera pasatzen baititu, akaso El Correo Españolek abertzaleen inguruko albisteekin egiten duten bezala hainbeste komatxo mingarri ez jartzeko, eta zenbaitetan informazioa errepikatzen dela ematen du.

Esan behar dugu argitaletxe zein egileak esfortzu bat egin dutela lan txukuna osatzeko, aurretik kaleraturiko El hilo negro vasco obrarekin alderatuz, zeinak akats tipografiko batzuk zituen lehen edizioak eta ados ez ginen kontzepturen bat, lehen edizio hau zainduagoa izan da. Alor tipografikotik behintzat bai. Eta eskertzen da, aurrekoan ez bezala, Nafarroa aipatzea oraingoan (nahiz eta Araban bezala, faxistek Altxamenduan bertan garaitu zuten nafar eskualdean, egileak aurreko urteetako mugimendu anarkista azaldu eta hauek pairatutako errepresioa azalduko digu arin).

Baina hala ere baditu gabezi batzuk, ez dakizkigunak presengatik izan diren batzuetan eta bestetan zertxobait larriagoak iruditzen zaizkigu. Arinak izango liratekeenak dira izen batzuen inguruan, esaterako, ELA sindikatuaren gaztelerazko izenarekin zoriz aldatzen da SOV eta STV artean, agian, 1933 arte SOV deitu zelako eta ordutik aurrera ELA-STV izena aldatu zen, alegia, oso gertu zela izen aldaketa eta orduan idazten zutenek izen bat zein bestea erabiltzen zuten. Beste gauza bat da errepikapen etengabeak. Egileak, esan bezala, artikuluak hartu eta moldatuz iraganera pasaz artikulu mordoa pilatzen ditu eta gainera zalantza sorrarazten du asmatu nahi duzunean zein den egilearen ekarpena eta zein artikuluaren testua. Horrela gertatzen da “España” hitz madarikatuarekin, artikulu batean behin aipatzen denean ez dirudi hain larria, baina España birritan aipatzen duen hogei artikulu bata bestearen atzetik jartzean, zer nahi duzue esatea, nekatzen du azkenik.

Eta gero badira ene ustez okerrekoak diren esaldiak. Egileak pasarte batean aipatzen du gutxi gora behera “Gudan bi uneko bi totalitarismoek egin zuten aurre, faxismoak eta komunismoak”… Ene! Bada aldea estalinismo eta komunismoaren artean hi! Ez zara komunismoarekin ados izan behar (beste ideologia askorekin bezala), baina komunismoak baditu oso ekarpen interesgarriak eta korronte asko izan dira, ados gaude estalinismoa okerrena izan zela eta hori aipatu izan banu isilduko nintzatekeen, baina komunismo konsejista totalitarismotzat sailkatzea ere…

Eranskin fotografikoaz esangon dugu hautatu dituzten argazkiak ongi egon badaitezke ere, hobeto zain zitezkeela argitaratzeko orduan askoz hobeto ikus daitezen.

Edonola ere, interesa duen liburua da, pazientziarekin hartuz, noski.



{2011/10/27}   La Cosa (The Thing)

The Thing

Director: Matthijs van Heijningen Jr.

Intérpretes: Mary Elizabeth Winstead, Eric Christian Olsen, Joel Edgerton, Ulrich Thomsen, Jonathan Walker, Dennis Storhoi, Kim Bubbs, Stig Henrik Hoff y Adewale Akinnuoye-Agbaje

Guión: Eric Heisserer y Ronald D. Moore

Llamadme friki, lo comprendería. Muchos dirán que la nueva versión del clásico The Thing no vale ni como entretenimiento y que está a años luz de la obra maestra realizada por el director John Carpenter (incluso habrá quien no considere obra maestra la John Carpenter’s The Thing). No les quitaré por completo la razón, pero tampoco se la voy a dar.

Para empezar, hemos de decir que no es un clásico remake, siguiendo la moda de secuelas y precuelas, toma como eje los sucesos previos a los acaecidos en el metraje de John Carpenter (la aparición del ente extraterrestre en la base estadounidense de investigación en la Antartida de la que forma parte Mac Ready, el personaje interpretado por Kurt Russell), la suerte que corrió el equipo investigador noruego que originalmente descubrió La Cosa (The Thing) una semana antes, en el invierno de 1982.

Suele ocurrir que en proyectos semejantes (remakes o reinicios partiendo de proyectos exitosos previos) fallen a menudo en el guión (salvo en algunos casos en los que se hace borrón y cuenta nueva, como ha sido hasta ahora con la saga Batman de Christopher Nolan), demostrando claras y notorias incoherencias, desde un cúmulo de pequeños disparates hasta auténticos errores de bulto. Aquí me atrevería a afirmar básicamente todo lo contrario, mantiene una grandísima coherencia con la que sería su continuación (o su predecesora) original, es más, otras calificadas clásicas tienen mayores incoherencias o errores más dolorosos o tienes que dar demasiadas cosas por válidas (el ejemplo más claro, en mi modesta opinión, sería eso que para mí es un auténtico cúmulo de despropósitos sin sentido llamado Lost, serie con la que, como curiosidad, la película comparte un actor en común, Adewale Akinnuoye-Agbaje, el actor que interpretó a Mr. Eko). Crea muy bien el nexo en común (obviando evidentemente los avances en efectos especiales habidos en treinta años), pues puedes proseguir con la versión de Carpenter partiendo desde el mismo punto exacto (no le reviento a nadie que haya visto la cinta original si digo que la nueva versión finaliza en el comienzo de la original, en la que los dos últimos supervivientes de la estación noruega persiguen en helicóptero a La Cosa mimetizada en perro al tiempo que la disparan) Es más, sólo he percibido una incoherencia, aunque grande: si el film de 1982 muestra cómo los americanos visionan un video en el que se ve que son los noruegos quienes abren un cráter en el hielo para dejar al descubierto la nave espacial, la versión actual explica el cráter como un producto del intento de La Cosa de escapar poniendo la nave en marcha. El resto de detalles (los vehículos Snowcat, las granadas, lanzallamas, el hacha que aparecerá en la pared, uno de los cuerpos calcinados de La Cosa, el noruego con las venas y el cuello cortados frente a la radio, el bloque rectangular del que escapa La Cosa, …), todo, es conservado con celo por los guionistas respecto a lo que Mac Ready encontraría en la película original.

Mary Elizabeth Winstead

A partir de ahí podemos ponernos con las inevitables comparaciones, de las que concluimos que, si bien la nueva versión es digna, la cinta de Carpenter sale victoriosa. Tiene todas las características de una película de suspense y de terror: oscuridad (comparándola con la estación noruega, la americana parece no haber pagado la factura de la luz), claustrofobia y la creación del miedo y de la paranoia, no por la presencia de La Cosa, sino precisamente por su ausencia y su omnipresencia al mismo tiempo (recordemos que la cualidad de La Cosa es la perfecta mimetización del ser que devora, con lo que no sabes si quien tienes a tu lado es una persona o La Cosa). La versión del debutante danés Matthijs van Heijningen Jr. Tiene buenos argumentos para crear suspense y miedo, pero de otro modo. Aquí La Cosa es casi una exhibicionista, pues la veremos en todo momento y de todas las formas posibles, algo que en cierto modo, no me convence. Y, al contrario del original, en donde imita muy bien a los humanos y demuestra inteligencia pero no es precisamente muy comunicativa, en la estación noruega no solo habla como otro cualquiera, sino que es tan astuta y cabrona como cualquier persona.

Adewale Akinnuoye-Agbaje eta Joel Edgerton

Ciñéndonos a la historia, un equipo de investigación noruego descubre en la Antartida una nave espacial enterrada en el hielo más de cien mil años y su tripulante enterrado a unos metros de ella. El doctor Sander Halvorsen pide ayuda a la paleontóloga Kate Loyd (quien cumple un rol similar al de la teniente Ripley de la saga Alien). Al ir al hallazgo sacarán a La Cosa del hielo en un gran bloque, pero éste se derretirá y su prisionera saldrá libre, originando una cadena de asesinatos, y comprobarán que el ente, al devorar a su presa, la reproduce, convirtiéndose en un perfecto clon, lo cual crea un serio problema al no poder distinguir los habitantes de la estación entre sus compañeros y la criatura. Realizarán diversas pruebas para tratar de identificarla, mediante la sangre contaminada, como en la cinta de Carpenter, o, novedoso, comprobando los empastes dentales al observar Kate que la criatura no puede mimetizar los cuerpos inanimados alojados en el interior del cuerpo.

¿Pasará este film a la historia? No. ¿Es la película del año? Ni de lejos. ¿No vale un colín? Tampoco. Es un film que cumple con su labor de entretenimiento y tiene suspense, aunque no tanto como el clásico de John Carpenter, pero ya les gustaría a otros tener la misma dosis. A partir de entonces no verás igual a los perros.



{2011/10/27}   La Cosa (The Thing)

The Thing

Zuzendaria: Matthijs van Heijningen Jr.

Antzezleak: Mary Elizabeth Winstead, Eric Christian Olsen, Joel Edgerton, Ulrich Thomsen, Jonathan Walker, Dennis Storhoi, Kim Bubbs, Stig Henrik Hoff eta

Gidoia: Eric Heisserer eta Ronald D. Moore

 

Dei nazazue friki, ulertuko nuke. Askok esango dute aurten estreinatu duten The Thing klasikoaren bertsio berriak ez duela ia entretenimendurako ere balio eta John Carpenter zinemagilearen maisulanetik urrun dela (beste batzuek ere ez dute maisulantzat izendatuko John Carpenter’s The Thing). Ez diet arrazoia kenduko erabat, baina ez diet emanen ere.

Hasteko, ez dakienarentzat, pelikula ez da remake klasiko bat, hori ekiditeko modan diren jarraipen edo aurrekariei segituz, John Carpenterren filmak  kontatzen zuen istorioaren (izaki estralurtarraren agerpena Kurt Russellek antzeztu zuen Mac Ready pilotuaren Antartidako estatubatuar ikerkuntza basean) aurreko asteko gertakizunak kontatzen ditu, Gauza (Thing) orijinalki aurkitu zuen ikerkuntza base norvegiarrari gertatutakoa deskribatzen digu, 1982ko negukoak.

Halako proiektuetan (remake edo urte mordoen ondoren pertsona oso ezberdinek proiektu arrakastatsu bat berrabiatzea) huts egin izan dute sarri (proiektua zaharberritzen dutenek ezik, Christopher Nolanek orain arte Batmanekin egin bezala) gidoian, sarritan inkoherentzia txiki zein handiak eginez, eta film honi halakoak egiteaz leporatu diote ere. Nik ordea alderantziz esango nuke, film honek koherentzia handia mantentzen du orijinalaren segida (edo aurrekari) gisa, are gehiago, publikoak klasiko handitzat deitu dituzten saioek inkoherentzia handiago eta mingarriagoak sortu dituzte (adibide argiena, ene ustez, guztiz zentzugabeko burugabekeriez hornituriko Lost saila, zeinekin, zorionez, partekatzen duen gauza bakarra da Adewale Akinnuoye-Agbaje aktorea, Mr. Ekoren papera egin zuena). Lotura oso ongi finkatzen du (hogeita hamar urtetan izandako baliabide teknologikoak alboratuz efektu berezien aldean), behin film hau ikusita Carpenterren orijinala ikusteko segituan (ez diot orijinala ikusi duen inori bertsio honen amaiera zapuztuko esaten badut etena heltzen dela Carpenterren abiapuntutik, alegia, norvegiar estazioan geratzen diren bi pertsonek helikopteroa hartu eta zakur itxura hartu duen Gauza tiroka segitzen dutela helikopteroan). Are gehiago, inkoherentzia handi bakarra ikusi diot nik: 1982ko filmean amerikarrek bideo bat ikusten zuten non irudikatzen zen norvegiar taldea zulo bat egiten izotzean Gauzaren espazio-ontzia azaleratzeko, eta bertsio honetan zuloa ontzi berak sortzen du Gauzak ihes egin nahi duenean. Gainontzeko xehetasun guztiak (Snowcat ibilgailuak, granadak, su jaurtitzaileak, paretan uzten duten aizkora, lurrean topatzen Gauzaren gorputz kiskalietako bat, irratiaren aurrean zainak zein lepoa mozturiko norvegiarra, Gauzak ihes egiten duen izotz laukizuzena…), dena, Mac Readyk bertsio zaharrean topatuko duen bezala uzten dute gidoilariek.

Mary Elizabeth Winstead

Hortik aurrera konparaketak egin ditzakegu bi bertsioen artean (saihestezina), eta, bertsio hau duina bada ere, Carpenterrenak irabazten du. Izu eta suspentse film bezala baditu ezaugarri guztiak: iluntasuna (norvegiar estazioarekin alderatuz, amerikarrek argiaren faktura ordaindu ez zutela zirudien), klaustrofobia eta beldurra sorraraztea ez Gauzaren agerpenekin, haren ez ikusteak baina haren etengabeko presentziak sortzen zuena (gogora dezagun Gauzaren abilezia dela bere biktima liserituz imitatzen duela, ondorioz, inork ez daki ondoan duena gizakia ala Gauza ote den), paranoia. Matthijs van Heijningen Jr. danimarkar zuzendari hasi berriaren bertsioak baditu hauen zenbait osagarri lortzen dutenak suspentsea eta izu apur bat sortzea, baina beste modu batera. Oraingoan Gauza ia exhibizionista hutsa baita, uneoro eta itxura oso ezberdinetan ikusiko baitugu, horrenbeste gustatzen ez zaidana. Eta, orijinalean ikusten denaren aurka, non gizakiak ongi imitatzen dituen, eta inteligentzia erakusten duen baina ez komunikatzeko nahi handia, norvegiarren estazioan beste edozein pertsona bezala azaltzen da hitz eginez, eta baita edozein gizaki bezain kabroi azaltzen da.

Adewale Akinnuoye-Agbaje eta Joel Edgerton

Istorioari lotuz, Antartidan den norvegiar ikerlari talde batek seinale arraro bati jarraiki ehun mila urtez izotz pean lurperatua den espazio-ontzi bat eta hartatik gertu haren bidaiaria aurkitzen ditu. Sander Halvorsen doktoreak Kate Loyd paleontologoarengana jotzen du ikerkuntzan laguntzeko (pertsonaiak Alien sagako Ellen Ripleyren moduko rola beteko du). Aurkikuntzara heltzen Gauza bere presondegitik aterako dute izotz bloke batetan, baina hura desegin eta ihes egingo die, ordutik aurrera hilketak pairatuko direla eta ohartuko dira Gauzak irensten duen pertsona imitatu eta haren rola jokatzen duela, gainontzekoek ez dutelarik jakinen nor den pertsona eta nor gauza. Paranoia horretan probak egiten saiatuko dira, odol kutsatua bilatzen, Carpenterren bertsioan bezala, edo, nobedadea, Kate ohartzen denean Gauzak ezin dituela gure baitan ditugun objektu bizigabeak mimetizatu, hortzetako enpasteak bilatuz.

Historiara pasako da filma? Ez. Urteko filma izango da? Inondik ere. Ez du deus balio? Ezta. Film entretenitua da eta suspentsea badu, ez John Carpenterren klasikoak bezainbeste, baina nahiko lukete beste askok halakorik izatea. Ordutik aurrera ez dituzu zakurrak berdin ikusiko.



Breve historia del anarquismo vasco

Desde sus orígenes hasta el siglo XXI

Jtxo Estebaranz

ISBN 978-84-7148-485-7

190 páginas

Julio de 2011

Txertoa

 

El Anarquismo es un movimiento que se debe escribir en letras mayúsculas, pues como otros movimientos, con todas las diferencias que se pueden tener, por su trayectoria, y por su búsqueda de una sociedad realmente justa e igualitaria a través de intentos revolucionarios no merece otra cosa más que el absoluto respeto.

Poco a poco se ha ido generando un interés por el impacto que ha tenido en tierras vascas. Si bien al principio se podían encontrar muy pocos textos, y muchos eran memorias (Manuel Chiapuso, Casilda Hernaez…) o biografías (Felix Likiniano, Lucio Urtubia…). Hasta ahora han sido pocas las investigaciones generales sobre el anarquismo, si bien es cierto que poco a poco van saliendo a la luz. Si hace dos años mencionamos aquí mismo la obra El Hilo negro vasco de Alfredo Velasco, publicada por Gatazka Gunea, en la cual conocíamos en profundidad los aproximadamente cincuenta primeros años de la implantación del anarquismo (en breve tienen prevista ambas partes la publicación del rol jugado por los anarquistas vascos en la Guerra Civil española), hoy os traemos a colación esta nueva publicación.

Hasta ahora, el escritor militante Jtxo Estebaranz había versado principalmente sobre el movimiento autónomo del que estuvo ligado. Así fue que, como miembro de Felix Likiniano Kultur Elkartea, firmó como compilador o editor en los libros Komando Autonomoak. Sasiaren arantzakada y El hilo negro de los noventa, y ya como autor en Tropikales y radikales. Experiencias alternativas y luchas autónomas en Euskal Herriak (1985-1990) y, de la mano de la editorial Muturreko Burutazioak, Los pulsos de la intransigencia. Esta vez nos habla del anarquismo del que tampoco está tan alejado el movimiento autónomo.

Como bien indica el título, hace una breve historia (basta con percatarse en el número de páginas), pero es muy claro en su síntesis, conciso, muy comprensible (una de las taras que ha tenido Jtxo es el vocabulario enrevesado que ha utilizado en ciertos textos previos que lo hacían difícil de seguir), hasta el punto de que me ha recordado en buena medida a la colección Para principiantes que se edita en Argentina (Anarquismo para principiantes, Marx para principiantes, Bukowski para principiantes, Foucault para principiantes…).

El libro se divide en diez temas y once capítuloa. En cada uno de los que ha llamado temas encontraremos características o conceptos básicos del anarquismo explicados de manera muy nítida, como es el anarquismo y el feminismo, las motivaciones de la división en la I Internacional, las diferencias y aproximaciones del anarquismo y las luchas de liberación nacional, el origen de la A circunferenciada, los nuevos anarquismos (anarco-primitivismo, anarquismo ontológico…)… Muchas cuestiones eran anteriormente conocidas, otras muchas serán nuevas para muchos.

Los once capítulos están divididos, aproximadamente, por décadas, en las que más o menos se ve que efectivamente, el anarquismo vasco tuvo diferentes papeles en cada decenio. Comenzaremos con la extensión de la Idea, el activismo, el primer periodo de clandestinidad, la experiencia de la Escuela racional de Irun siguiendo la estela del gran anarquista Francisco Ferrer i Guardia, las primeras publicaciones, el nacimiento de la CNT, el nuevo periodo de clandestinidad en la dictadura de Primo de Rivera y el auge cultural, el activismo revolucionario de la II República, el papel durante la Guerra, la vida en el exilio y las rupturas, la vida en el interior de la dictadura de Franco, el resurgimiento durante lo que han denominado Transición, la división entre CNT y CGT, los nuevos grupos de los noventa y los movimientos surgidos la década pasada al hilo de las nuevas corrientes. Todo eso en once capítulos.

En la conclusión de cada capítulo encontraremos también la mención a una destacada figura anarquista, a modo de epístola y escrita con muy buen gusto. Es aquí donde realmente veremos la pretensión de abarcar el conjunto de Euskal Herria, pues en el resto del texto veremos principalmente el movimiento que hubo en la actual CAV, siendo poco o que veremos de Nafarroa, y menos aún de Ipar Euskal Herria. En estas biografías sí veremos a militantes de toda partes, no es casualidad que el libro lo abra el suletino Agosti Xaho y que lo cierre el labortano Marc Legasse, asimismo conoceremos también al navarro Gregorio Suberbiola. La única excepción será el italiano Michele Angiolillo, quien tiene un cuadro de honor en la historia del anarquismo vasco por haber asesinado en 1898 en el balneario de Arrasate al presidente español Cánovas del Castillo, como responsable principal de las condenas a anarquistas en el proceso de Montjuic. Posteriormente sería juzgado y ejecutado en la prisión de Bergara (sus últimas palabras serían Germinal! o “surgirán nuevos brotes”. Cien años después, en la misma cárcel se encuentra el Gaztetxe de Bergara y la celda en la que pasó sus últimas horas es una biblioteca social que lleva su nombre). Pero hay otros muchos protagonistas: Vicente García, Horacio Martínez Prieto, Galo Díez, Isaac Puente, Manuel Chiapuso, Casilda Hernáez, Félix Likiniano…

He de decir que al leer los primeros capítulos he tenido una pequeña sensación de dejá vù, pues me ha recordado muchísimo al texto de Alfredo Velasco y he tenido la sensación de haber estado releyéndolo. Algo que tampoco ha de extrañar, considerando que el trabajo de los historiadores reside en numerosas ocasiones en sumergirse en textos que le han precedido (como hiciera el propio Alfredo).

Es un libro muy interesante, no solo porque es útil para acercar al anarquismo a nuevas y distintas generaciones, sino para recordar también que en Euskal Herria no ha habido solo nacionalismo y socialismo; es una oportunidad única de conocer una parte no tan conocida de la historia de Euskal Herria para que, a quien interese, profundice más en ella. O sea ella misma partícipe.



Breve historia del anarquismo vasco

Desde sus orígenes hasta el siglo XXI

Jtxo Estebaranz

ISBN 978-84-7148-485-7

190 orrialde

2011ko Uztaila

Txertoa

 

Anarkismoa letra larriez idatzi beharrezko mugimendua da, beste hainbat mugimenduk bezala, izan daitezkeen desadostasunak desadostasun, egin duen ibilbideak eta gizartea justuago eta guztientzat berdin bilakatzeko egindako saiakera iraultzaileek ez baitute besterik merezi.

Pixkana, anarkismoak euskal lurraldeetan izandako eraginak interesa piztu du. Hasieran testu gutxi atzeman zitezkeen, eta asko euskal militante anarkisten memoriak (Manuel Chiapuso, Casilda Hernaez…) edo biografiak ziren (Felix Likiniano, Lucio Urtubia…). Anarkismoari buruz izandako ikerketa orokorrak gutxi izan dira, baina pixkana agertuz joan dira. Orain bi urte hemen bertan aipatzen bagenuen Gatazka Guneak Alfredo Velasco historialariaren El Hilo negro vasco, zeinean euskal anarkismoaren lehen berrogeita hamar urteak aurkezten zituen gutxi gora behera (aurki prest izango dute euskal anarkistek Guda Zibil espainiarrean izandako rolari buruzko liburua), gaurkoan historia osoa biltzen duen liburua ekartzen dizuegu.

Jtxo Estebaranz idazle militantea, bere ibilbidearekin lotua izan den mugimendu autonomoari buruz aritu da orain arte. Felix Likiniano Kultur Elkarteko partaide bezala, konpilatzaile edo argitaratzaile bezala azaltzen zaigu Komando Autonomoak. Sasiaren arantzakada eta El hilo negro de los noventa liburuetan, eta bere izenean kaleratzen dira Tropikales y radikales. Experiencias alternativas y luchas autónomas en Euskal Herriak (1985-1990) eta, Muturreko Burutazioak argitaletxean, Los pulsos de la intransigencia. Oraingoan mugimendu autonomotik hain urrun ez den anarkismoaz hitz egiten digu.

Izenburuak dioen bezala, istorio motza egiten du (aski da orrialde kopurua ikustea), baina sintesi horren baitan argi hitz egiten du, oso ulerkor (Jtxoren gabezietako bat izan da aurreko zenbait idatzitan oso korapilatsu izana, haria segitzea zailtzen zuena), liburuaren osotasuna oroitu egin dit Argentinan argitaratzen duten Para principiantes saila (Anarquismo para principiantes, Marx para principiantes, Bukowski para principiantes, Foucault para principiantes…).

Liburua hamar gai eta hamaika ataletan banatzen da. Gaiak deitu dituen bakoitzean anarkismoari buruzko oinarrizko tesia edo kontzeptuak azaltzen dizkigu oso motz, hala nola, anarkismoa eta feminismoa, I Internazionaleko taldeen banaketaren zioa, anarkismoa eta askapen nazionalen mugimenduen tirabira edo gertutasunak, A borobilaren sorrera, anarkismo berriak (anarko-primitibismoa, anarkismo ontologikoa…)… Gai asko aldez aurretik ezagutzen direnak, eta beste asko bertan ezagutu ahalko dituzunak.

Hamaika ataletan zehar, gutxi gora behera, anarkismoa hamarkadatan banatzen digu, egia baita, ikusi ahalko dugunez, hamar urtetik hamar urtera anarkismoak paper ezberdinak izan zituela. Hasieran Ideiaren hedakuntza, aktibismoa, lehen klandestinitate aroa, laster Francisco Ferrer i Guardia anarkista handiaren itzalari jarraituz Eskola arrazioanala sortuko da Irunen, lehen agerkariak, CNTren sorrera, Primo de Riveraren diktadurapean klandestinitate eta gorakada kulturala, II Errepublikaren aktibismo iraultzailea, Gerraa Zibileko papera, deserriko bizimodu eta banaketak, Francoren diktadurako aktibismoa, Trantsizioa deitu zuten horren barneko militantzia, CNT eta CGTren arteko banaketa, 90. hamarkadako talde berriak eta iragan hamarkadan hedaturiko korronte berrien inguruko mugimenduak. Guzti hori aurkituko duzu hamaika ataletan.

Atal bakoitzaren amaieran militante anarkista esanguratsuren bat aipatu du, epistola baten modura eta  nahiko polita zenbaitetan. Bertan sumatzen da gehien euskal lurralde osoak hartu izana, testuan zehar gehiago aipatua baita egungo EAEko lurraldeetan izandako mugimendua, Nafarroan, eta are gehiago, Ipar Euskal Herrian izandako mugimendua baino. Biografia txiki moduko hauetan ordea lurralde guztietako militanteak ikusiko ditugu, eta horren lekuko, liburua hasten duen Agosti Xaho zuberotarra eta liburua ixten duen Marc Legasse lapurtarra, edo Gregorio Suberbiola nafarra. Salbuespen bakarra Michele Angiolillo italiarra da, zeinak bere txokoa duen euskal anarkismoaren historian, 1898. urtean Montjuiceko prozesuan zigorturiko anarkisten mendekuz Arrasateko balnearioraino joan zelako eta bertan Canovas del Castillo Espainiako presidentea hil zuelako. Ondoren epaitua izanen zen eta Bergarako espetxean hilko zuten (Germinal! edo “hazi berriak sortuko dira” izan zen bere azken aldarria. Mende baten buruan espetxe horretan bertan Bergarako Gaztetxea da, eta Angiollok bere azken orduak pasa zituen ziegak egun bere izena daraman liburutegia babesten du). Baina badira beste hainbat protagonista ere: Vicente García, Horacio Martínez Prieto, Galo Díez, Isaac Puente, Manuel Chiapuso, Casilda Hernáez, Félix Likiniano…

Lehenbiziko atalak irakurtzean dejá vù sentsazioa izan dut, asko oroitu baitit Alfredo Velascoren liburua eta batzuetan hura berrirakurtzen ari nintzela iruditu zait. Baina ez da harritu behar, azken finean historialariak aurreko testuetan murgiltzen dira (Alfredok berak egin zuen bezala).

Liburu oso interesgarria da, ez soilik anarkismora hurbiltzeko belaunaldi berri eta ezberdinak, baita gogoratzeko ere Euskal Herrian dena ez dela abertzale eta sozialista izan, eta gure Historiaren atal ez hain ezagun baten berri izateko aukera paregabea, hortik aurrera, interesa zaionari, sakondu ahal dezan haren ezagueran. Edo bera ere parte izan dadin.



et cetera
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.